23 de enero de 2021 23/1/21

Las ratas y los ratones son uno más dentro de la cárcel de Villena

Las ratas y los ratones son uno más dentro de la cárcel de Villena - (foto 1)
  • Más de 100 agentes de la Guardia Civil denuncian la presencia de los roedores por todas sus dependencias y exigen una desinfección urgente por la peligrosidad del asunto

MÁS FOTOS
Las ratas y los ratones son uno más dentro de la cárcel de Villena - (foto 2)

Más de 100 agentes de la Guardia Civil que prestan servicio en la prisión de Alicante II, en Villena, denuncian la presencia de ratas y ratones en sus dependencias oficiales desde hace algo más de un mes.

Los agentes se quejan de que los animales están por todas partes, desde el comedor hasta los vestuarios pasando por la sala de retén o la de suboficiales.

No solo hacen un llamamiento público para que se solucione este problema, sino que afirman que los supervisores están al corriente y “se han limitado a entregar unos cartones con pegamento que con un poco de suerte atrapa a un par de ratones al día, pero no soluciona la infestación”.

Desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) explican que “no entendemos cómo ni Instituciones Penitenciarias ni la propia Guardia Civil han enviado un equipo anti plagas para que se desinfecten todas las instalaciones y permitan que los casi 100 agentes pongan en riesgo su salud cada día que acuden a su puesto de trabajo”.

Detallan que los roedores son portadores de una amplia variedad de organismos causantes de enfermedades como la leptospirosis, la peste, pulgas, garrapatas, piojos y ácaros. Todas ellas son enfermedades que se pueden transmitir por la inhalación o contacto con los excrementos de los roedores, e insistimos que la cocina que utilizan los agentes es una de las que sufre esta plaga.

Desde AEGC exigen a los responsables de dar una solución a este problema higiénico-sanitario que “no demoren más tiempo y se lleve a cabo una profunda desinfección por parte de especialista de todas las instalaciones, antes de que tengamos que lamentar algún problema sanitario”. 

Subir