21 de enero de 2021 21/1/21

Vila-real repara la campana del convento de los Carmelitas

Vila-real repara la campana del convento de los Carmelitas - (foto 1)
  • El área de Patrimonio aporta 660 euros a la Venerable Orden Tercera del Carmen para la restauración del elemento, construido en bronce y datado del año 1913

MÁS FOTOS
Vila-real repara la campana del convento de los Carmelitas - (foto 2)
Vila-real repara la campana del convento de los Carmelitas - (foto 3)

La campana del convento de los Padres Carmelitas de Vila-real vuelve a lucir en todo su esplendor, después de la actuación impulsada por la Venerable Orden Tercera del Carmen, que ha contado con la colaboración del área de Patrimonio que dirige Emilio M. Obiol, con la aportación de 660 euros para su reparación.

Tal y como señala el edil, la campana, datada del año 1913, estaba estropeada desde finales de los años 70 y no se había podido reparar por la dificultad para acceder a la zona. "Tras casi 40 años, la moderna maquinaria actual ha permitido el acceso al lugar donde se encontraba y ya se encuentra de nuevo en su lugar completamente restaurada", indica.

El elemento, construido en bronce, tiene una altura total de 85 centímetros y un peso de 75 kilos y data del año 1913, según sus grabados, "aunque se ha llegado a la conclusión de que fue traída hasta Vila-real desde otro convento en donación, ya que hasta 1925 no se inauguró el edificio donde se encuentra en la actualidad", apunta.

Tal y como señala el edil, la campana servía en el pasado para anunciar la recepción y despedida de la Mare de Déu de Gràcia. "La Venerable Orden Tercera del Carmen ha hecho una importante labor de documentación y ha determinado, gracias a los testimonios orales de personas mayores de la ciudad, que cuando llegaba la imagen de la virgen a la ciudad se realizaba un volteo de bienvenida, al igual que se hacía a su llegada a la iglesia Arciprestal y también durante el retorno a la ermita", explica.

"Esta actuación nos permite seguir poniendo en valor nuestro valioso patrimonio", considera Obiol, quien agradece a la Venerable Orden Tercera del Carmen su "esfuerzo para llevar a cabo esta rehabilitación, contando con donaciones y con el trabajo desinteresado de sus miembros, de manera que han reducido notablemente los costes y la aportación del consistorio ha servido para sufragar los materiales y la grúa", concluye.

Subir