7 de marzo de 2021 7/3/21

Compromís per Vila-real solicita que el personal docente sea considerado prioritario en la segunda fase de vacunación

Compromís per Vila-real solicita que el personal docente sea considerado prioritario en la segunda fase de vacunación - (foto 1)

    El Grupo Municipal de Compromís per Vila-real ha presentado una moción para su debate en el próximo pleno ordinario en la que solicita al Gobierno de España que priorice al personal docente en la segunda fase de vacunación contra la Covid-19.

    El portavoz adjunto de la formación, Santi Cortells, recuerda que la estrategia de vacunación frente a la pandemia se desarrolla a través del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y determina un proceso de administración de la vacuna contra el SARS-CoV-2 dividida en diferentes grupos de priorización.

    En la Fase I, o Grupo 1 –actualmente en proceso- se entiende como personal prioritario a las personas residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes. “Respecto a la próxima fase, aunque todavía no se ha determinado con concreción los colectivos a los que se administrará la vacuna, sí que se prevé que comprenda a personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario”, explica. “Junto con el sistema público de asistencia sanitaria, el sistema público de educación es uno de los grandes baluartes del Estado del Bienestar para proporcionar a su población un horizonte de vida de mayor seguridad, bienestar y equidad social”, añade, “tanto es así, que todas las comunidades autónomas, en el ámbito de sus competencias, han apostado por la presencialidad como pilar fundamental en el retorno a las aulas después del verano, como es el caso del País Valencià, con fuertes inversiones en aumento del profesorado, reducción de ratios o aumento del personal de comedor escolar”. Por otro lado, Cortells destaca que “diferentes organismos gubernamentales y no gubernamentales, públicos y privados, han advertido del impacto negativo que un cierre prolongado o intermitente de los centros educativos podría producir sobre el alumnado que actualmente se encuentra escolarizado”.

    En este sentido, recalca que “superando el debate de la conveniencia de la presencialidad, hay que abrir otro sobre cómo garantizar la máxima protección de las aulas frente a la pandemia, de manera que la protección del personal de primera línea en el ámbito educativo, tanto el docente como no docente que trabaja en estrecho contacto con el alumnado, es una medida básica para la máxima protección del entorno escolar”.

    Por este motivo, Compromís insta al Gobierno de España a priorizar al personal no docente que trabaja en los centros educativos durante el horario escolar en la Fase II de la vacunación, como pueden ser monitores de comedor escolar, personal de portería y celadores o personal terapeuta o de asistencia de alumnado con necesidades educativas especiales. “El derecho a la educación es un derecho humano fundamental que debe ser protegido con el máximo compromiso por parte de las instituciones públicas, por lo que esperamos que el resto de grupos políticos apoyen esta propuesta”, indica Cortells, al tiempo que destaca que “incluir al personal de los centros educativos en la siguiente fase de vacunación es enviar un mensaje positivo de la seguridad del sistema educativo”.

    Subir