25 de enero de 2021 25/1/21

Un Barça sin alardes aplasta a un Villarreal CF ausente (4-0)

Estupiñán en el partido contra el FC Barcelona en el Camp Nou
Estupiñán en el partido contra el FC Barcelona en el Camp Nou
  • Al descanso el marcador ya reflejaba los cuatro goles culés, de los que destacó Ansu Fati anotando un doblete en tan solo cuatro minutos y una defensa perdida

El Villarreal CF tenía una gran oportunidad ante el FC Barcelona en el Camp Nou para demostrar a qué nivel se encuentra tras la ilusión creada por los fichajes de este verano y el cambio de rumbo en el banquillo con la prestigiosa contratación de Unai Emery.

Nada más allá de la realidad de que al cuarto de hora de partido el Barça ya mandaba en el marcador con el primer gol de Ansu Fati, que apenas cuatro minutos después, en el 19’, certificaba su doblete batiendo de nuevo la portería de un Asenjo que pudo hacer más bajo palos.

Cierto es que el portero amarillo veía cómo los jugadores locales llegaban a su área pequeña con mucha facilidad y quitándose de encima a sus defensas sin problemas.

Con Pau y Albiol sin poder hacer mucho más, el desastre llegó por la banda derecha, la defendida por Mario Gaspar, quien cerró una noche negra y un partido para olvidar.

Con el Submarino amarillo ausente en el encuentro, ninguno de sus jugadores encontraba las buenas sensaciones, por lo que el descalabro fue total a pesar de encontrar a un equipo culé correcto pero sin alardes.

El dominio era para los locales e iba repercutiendo en el electrónico, ya que no tardaron mucho y en el 35’ Messi anotó el penalti señalado por el colegiado. Tres goles en media hora y el Villarreal CF sin mostrar alternativas para, por lo menos, parar la hemorragia anotadora de los locales. Efectivamente así ocurrió, la falta de juego amarillo y las dudas propiciaron que Pau Torres anotara el cuarto para los culés en su propia portería. Cuando todos pensaban ya en el túnel de vestuarios y en que llegara el descanso, justo en el 45’ el defensa amarillo introdujo el balón en la portería de su compañero Asenjo tras un cabezazo desviado.

El cúmulo de errores era manifiesto, pero lo más preocupante era la falta de iniciativa de los visitantes, con un Emery que veía a su equipo encarando una segunda mitad sabiendo que la derrota estaba certificada.

Los segundos 45 minutos fueron de mero trámite, ya que el ritmo del encuentro disminuyó considerablemente porque los locales mandaban con 4-0 y los visitantes, tal y como verbalizó Mario Gaspar, salieron a que la goleada no fuera mayor. Así fue, ya que el partido derivó en que Koeman hiciera debutar a Pjanic y calmara los ánimos del club con la primera victoria liguera.

La incomparecencia en el juego del Villarreal CF hizo que su entrenador encarara la rueda de prensa entonando su culpabilidad: “Hay que pedir perdón por la imagen que hemos dado”. Emery seguía explicando: “Pido perdón, es mi responsabilidad la mala primera mitad”.

Por parte del Villarreal CF, la única noticia menos negativa fue la de Kubo, que pide paso urgente a Emery demandando más minutos sobre el césped. Esto se evidenció cuando salió en el último cuarto de hora del encuentro, tiempo suficiente para revolucionar el juego y crear el peligro que sus compañeros no habían conseguido durante todo el tramo anterior. Como ya hiciera ante el Eibar en el partido previo, Kubo aporta verticalidad y peligrosidad a las defensas rivales, justo lo que necesita en estos momentos su equipo.

La otra novedad fue la titularidad de Estupiñán, que ocupó el lateral izquierdo ante los problemas musculares de Alfonso Pedraza, que se cayó de la convocatoria minutos antes del partido.

No es el mejor comienzo para el Submarino amarillo, que tan solo ha conseguido 4 de los 9 puntos disputados hasta la fecha en la temporada que más ilusión y expectativas han creado los fichajes. Los siguientes partidos se antojan decisivos para la credibilidad de este nuevo proyecto, por lo que el Alavés en casa y el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano serán las pruebas de toque para los de Emery.

Subir