elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

La vulneración de los derechos humanos a debate en el Foro Luis Vives

La vulneración de los derechos humanos a debate en el Foro Luis Vives - (foto 1)
  • Hoy se inicia el cuarto curso de la XVIII edición del Foro Universitario Juan Luis Vives en la Concejalía de Juventud.

Hoy arranca el cuarto curso de la XVIII edición del Foro Universitario Juan Luis Vives, que este año se desarrolla bajo el lema “Pobreza y exclusión ¿un problema de todos?”. Desde las 9.00 horas de hoy hasta mañana, 18 de febrero, en horario de mañana y tarde, se abordará la temática de la vulneración de los derechos humanos y la exclusión social.

El curso está coordinado por Ruth Abril Stoffels, profesora de Relaciones Internacionales del C.E.U Cardenal Herrera. En su apertura, la docente ha explicado que cuando pensamos en exclusión social nos vienen a la cabeza situaciones en las que algunos derechos humanos como son los del derecho a la vivienda, a la salud, a la educación o al trabajo, no son respetados “Sin embargo, esta imagen es a menudo incompleta, dado que hay otros derechos, no tan evidentes, que también pueden verse afectados como son el derecho a la participación política, a la libertad religiosa, a la vida, a la dignidad… y que también son razones de exclusión”. Por otro lado, como ha destacado Ruth, tampoco nos damos cuenta de que la inobservancia de determinados derechos humanos como el derecho a la educación, a la protección social o a la participación política también generan exclusión. “Se puede formar un círculo vicioso del que es difícil salir y al que deben atacar todos aquellos que intentan hacer frente a la misma” ha afirmado la coordinadora. De esta manera, “el curso estudiará esta interrelación de forma general y analizará su impacto en colectivos específicos, terminando con una serie de mesas redondas en la que un conjunto de agentes sociales explicará la forma en que se intenta romper esta interrelación”.

Tras la intervención de Ruth, Enrique Lluch, director del XVIII Foro Juan Luis Vives, ha presentado al primer ponente de la mañana, David Calatayud, Secretario Autonómico de la Conselleria de Familia y Coordinación social. El título de su ponencia ha sido “Exclusión social en la Comunidad Valenciana. Carencias y fortalezas”.

En ella, se ha dado una pincelada general sobre las situaciones de pobreza y exclusión existentes en la Comunidad Valenciana, se han comentado las acciones llevadas a cabo por la Administración y por organizaciones especiales y, finalmente, se han aportado algunas ideas de futuro.

Según ha explicado el ponente, la crisis a la que estamos asistiendo ha afectado a un sector de la población que nunca antes había padecido ningún tipo de necesidad. De los algo más de cinco millones de habitantes que habitan en la comunidad, más de 120.000 personas se encuentran en situación de pobreza severa, el nivel de pobreza más intenso. Entre las personas más vulnerables nos encontramos a: las familias monoparentales, a las mujeres inmigrantes reagrupadas de 40 o más años que buscan trabajo por primer vez (generalmente esposas de maridos en paro o en el país de origen), padres de familia en situación de desempleo reciente y con baja formación, mujeres mayores con pensiones no contributivas o pensiones mínimas que no llegan a cubrir sus necesidades básicas o inmigrantes en situación irregular. “Ya no son los mismos pobres que teníamos antes”, ha comentado David.

La actual situación de crisis, según ha manifestado el ponente, también está cambiando los hábitos en los hogares valencianos. De esta manera, los jóvenes entre 16 y 30 años, como grupo de posible exclusión social provocado por el desempleo, ha aumentado considerablemente, “no obstante su bienestar material no se ha resentido gracias al aplazamiento de su emancipación del hogar familiar de origen”, ha explicado David. Esta “solución” lleva aparejados otros problemas como la frustración de deseos y expectativas, la baja nupcialidad y el descenso en la tasa de fecundidad. Si bien es cierto que el ponente también ha destacado que “gracias a la tradición, cultura e importancia de la familia en nuestra sociedad, se ha mitigado en parte el efecto de la crisis”.

Ante esta situación, caben acciones extraordinarias. “Hacer frente a esta situación no sólo es papel de la Administración. No debemos desaprovechar todo el entramado de ONGs, voluntarios, profesionales, etc que sirven de ayuda complementaria e importantísima” ha declarado David, quién ha destacado el esfuerzo que realiza La Casa de Caridad asistiendo a las personas más necesitadas. “Del 2008 al 2009 se han doblado el número de comidas servidas por esta institución”.

Por lo que respecta a las medidas que ha llevado a cabo la Generalitat, David ha recordado que en pleno del Consell del 29 de julio de 2009, se aprobó la partida de 20 millones de euros en medidas extraordinarias para paliar los efectos de la crisis, duplicando así las líneas de apoyo existentes hasta entonces. Entre estas líneas: La Renta Garantizada de Ciudadanía; 4,2 millones de euros destinados para emergencia de los ayuntamientos, “principales puertas de acceso a los servicios sociales que asisten a las personas más necesitadas”_ ha comentado David_; el aumento de las ayudas a otras entidades sin ánimo de lucro y la compra directa de alimentos. El ponente también ha aclarado que “la exclusión social no es sólo falta de ingresos sino también la privación del acceso a los derechos necesarios para disfrutar de un nivel de vida adecuado”.

Entre las ideas de futuro que David propone se encuentra el incentivo de una mayor Responsabilidad Social Corporativa: “las empresas están viendo la necesidad de incorporar las preocupaciones sociales, laborales, medioambientales o incluso de derechos humanos como parte de la estrategia de negocio”_ ha explicado el ponente_; el incentivo de las empresas de inserción, que contratan únicamente a aquellas personas que están en riesgo de exclusión; y la apuesta por la conciliación laboral y familiar: “tenemos una cultura de estar presentes en el puesto de trabajo, pero no se valora tanto lo realmente importante: la productividad”, ha concluido el ponente, quién también ha recomendado a los jóvenes asistentes al Foro que inviertan en formación, sobre todo ante la actual crisis.

Subir