11 de abril de 2021 11/4/21
Un gran tifo recibió al singapurés

El Valencia C.F. le regala un 3-1 a su nuevo dueño Peter Lim

El Valencia C.F. le regala un 3-1 a su nuevo dueño Peter Lim - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Valencia C.F. le regala un 3-1 a su nuevo dueño Peter Lim - (foto 2)

    Valencia, 20:00 horas, seis horas más en Singapur. Empieza una nueva era. Todo está previsto para honrar al nuevo mesías del valencianismo. Peter Lim, orgulloso, preside desde el palco y contempla al gran recibimiento que el club le tenía preparado.

    Un gran tifo preside la grada de enfrente de la Tribuna de Mestalla, justo ante los ojos del “Mister Marshall” asiático, que durante toda la mañana había visitado sus nuevos dominios con muestras de agrado en su rostro. Sólo faltaba que la fiesta siguiera en el campo… Y siguió.

    El equipo tenía que sumarse a la fiesta que iniciaba la nueva de un equipo que con casi cien años de historia iniciaba una nueva etapa cargada de ilusiones… y de dinero (se supone) y lo hicieron. Peter Lim sólo tuvo que esperar apenas un cuarto de hora para ver como sus nuevo pupilos encarrilaban un partido que estaba llamado a culminar la jornada festiva, más cuando todavía coleaba la pífia de Riazor, donde le sacaron los colores a un equipo que había iniciado de forma espectacular el campeonato. Mustafi se estrenaba como goleador al rematar de cabeza un lanzamiento de córner de Piatti.

    Cinco minutos más tarde, la imagen se repetía desde la otra esquina y era Parejo el que enviaba de un testarazo el balón al fondo de la portería del Elche. El partido estaba prácticamente cerrado cuando aún no se había cumplido la primera media hora de juego, y estaba cerrado, entre otras cosas porque el dominio valencianista era aplastante y la apattía del Elche manifiesta. Cierto es que en el primer minuto del partido Rodrigues pudo batir a Alves, pero se dejó el balón detrás. Desde ese momento el Elche desapareció.

    El descanso es de suponer que se viviría con más intensidad en el palco VIP de Mestalla, entre felicitaciones al magnate asiático por su estreno que en el vestuario local, entre otras cosas porque lo que se había visto en el campo era casi perfecto, con lo que la reanudación no cambió para nada la película. El Valencia atacaba y el Elche esperaba como podía las embestidas locales. Otro córner se convirtió en el tercer gol valencianista, en esta ocasión con mala suerte para los ilicitanos, ya que fue Lomban quien envió el balón a su propia portería.

    Rodrigo y Alcácer quisieron apuntarse a la fiesta con su aportación goleadora, pero no era su momento de protagonismo y sus intentos no culminaron en la red, quizás porque tampoco era el momento de hacer más sangre al conjunto de Fran Escrivá.

    Sólo faltaba la perla para que la fiesta fuera completa y era el debut de Negredo y Nuno no lo dudó. Le dio diez minutos al fichaje estrella del Valencia que, aunque no pudo marcar sí que dejó sensaciones de que su lesión está olvidada y puede aportar buenas tardes a la afición del Valencia.
    Ya en el descuento Jonatas emulaba a sus rivales y tuvo su minuto de gloria al conseguir el gol del honor de su equipo, cuando los valenciansitas ya estaban esperando el silbido final del árbitro.

    Peter Lim se quedó contento, la afición acabó contenta, los acreedores del Valencia ya están tranquilos, y el equipo sumó tres nuevos puntos que le permiten seguir en la zona noble de la clasificación peleándose con los mejores. Mejor estreno, imposible.

    Subir