26 de febrero de 2020 26/2/20

El usuario tipo de Metrovalencia es una mujer de 33,7 años, de estudios y clase media y que trabaja por cuenta ajena

  • El 40% de los pasajeros opta por utilizar el metro o tranvía a pesar de tener vehículo propio para desplazarse

  • Los clientes del suburbano son más jóvenes, con mayor nivel de estudios y clase social más alta que la población general

El perfil de los usuarios que han utilizado Metrovalencia durante 2008 se concreta en una mujer, de nacionalidad española, con una media de edad de 33,7 años, con un nivel de estudios medios, de clase social también media, que trabaja para cuenta ajena, que reside en la provincia de Valencia y que no dispone de vehículo particular para realizar los desplazamientos.

Según los datos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), el 65,7 por ciento de los más de 70 millones de pasajeros del pasado año es mujer, frente al 34,3 por ciento de hombres. Estas cifras contrastan con las de la población general, en la que la proporción entre hombres y mujeres es mucho más ajustada e, inclusive, los varones son mayoría con el 51 por ciento, frente al 49 por ciento de las féminas.

En cuanto a la edad, la media ha aumentado 1,8 años hasta situarse en los 33,7 años, siendo el segmento de la población de entre 30 y 39 años el más significativo, ya que aglutina al 21,7 por ciento de los viajeros. Por el contrario, el colectivo de 60 años o más, con el 5 por ciento, es el que menos ha utilizado el suburbano y el tranvía.

El perfil sociodemográfico de los usuarios de Metrovalencia señala que los estudios medios (FP, BUP y COU) son los mayoritarios, concentrando el 43,9 por ciento del total. Los estudios superiores, con el 20,8 por ciento, los primarios, con el 12,3 por ciento, y los universitarios medios, con el 12,3 por ciento, le siguen en el ranking. Las personas que no tienen estudios primarios, el 4,8 por ciento, cierra esta clasificación.

La clase social más abundante entre los viajeros de metro y tranvía es la media, con un 46,1 por ciento del total, seguida de la media baja-baja, con el 21,1 por ciento, la alta, con el 18,4 por ciento, y la media-alta, con el 14,4 por ciento.

Comparativa con la población general
En comparación con la población general, los usuarios de Metrovalencia son más jóvenes (33,7 años de media frente a 39), tienen un mayor nivel de estudios (33% con titulaciones universitarias frente al 16%), se sitúan en clases sociales más alta (33% pertenecen a la alta-media alta frente al 25%) y existe una mayor proporción de mujeres (65,7% frente al 49% de la población general), como se ha mencionado anteriormente.

La ocupación de los pasajeros es mayoritariamente la de trabajador por cuenta ajena que, con un 54,8 por ciento, supera la mitad del global. Le siguen, por orden, estudiantes, con un 26,3 por ciento; empleados por cuenta propia, con el 5,8 por ciento; amas de casa, con el 5,7 por ciento; parados, con el 4,1 por ciento; y jubilados-pensionistas, con el 3,3 por ciento.

Los clientes de Metrovalencia, que pueden tener su origen o destino en 36 municipios, provienen en un 42 por ciento de la capital del Turia, y del 55,8 por ciento del resto de la provincia de Valencia, de donde destaca Torrent, con el 6 por ciento de los movimientos, y Mislata, con el 5,3 por ciento. De otra provincia o del extranjero es el 2,2 por ciento restante.

Usuarios obligados
Los usuarios que no disponen de vehículo propio para la realización de los desplazamientos, los denominados pasajeros obligados, son mayoría, con el 60 por ciento, mientras que los que sí poseen transporte alternativo pero optan por el metro y tranvía supone el 40 por ciento.

Entre los usuarios obligados destaca que el 65 por ciento son mujeres, que la clase social dominante es la baja en el 74 por ciento de los casos, que la edad media se sitúa en los 32 años, que los estudios primarios, con el 75 por ciento, son mayoría, y que la ocupación se divide entre los estudiantes y las amas de casa en las primeras posiciones, con el 76 y el 72 por ciento, respectivamente.

Entre los usuarios no obligados los parámetros varían considerablemente. Así, los hombres y las mujeres se dividen al 50 por ciento, la clase social dominante es la alta, con el 60 por ciento; la edad media se eleva en los 36,3 años; los estudios más repetidos son los universitarios, con el 56 por ciento; y la ocupación más frecuente es el trabajo por cuenta ajena, con el 48 por ciento.

Subir