2 de marzo de 2021 2/3/21

La urbanización en la calle Conde de Salvatierra empezará a principios de septiembre

    El delegado de Desarrollo Urbano y Vivienda y responsable de las obras de Infraestructura en la ciudad, Vicent Sarriá, ha anunciado hoy que a principios de septiembre comenzarán las obras de urbanización en toda la calle del Conde de Salvatierra, lo que supondrá el incremento de itinerarios peatonales, con la ampliación de aceras con arbolado y chaflanes en los cruces con la calle Sorní y Cirilo Amorós, además de la mejora del mobiliario urbano, el asfaltado y la ubicación de aparcabicis

    La obra está financiada con cargo al Plan Confianza de la Generalitat, y fue licitada por un importe de 1.057.568 euros. De las 10 empresas presentadas al concurso ha resultado adjudicataria la mercantil PAVASAL, con una baja del 36,15% sobre el citado presupuesto de licitación, lo que la hace la oferta económicamente más ventajosa. Así, el coste total de las obras será de 675.258 euros.

    Tal como ha señalado el concejal Sarriá, las obras concluirán totalmente antes de las próximas fiestas de Fallas, con una duración de 7 meses. No obstante, en diciembre la zona ya estará prácticamente operativa, para no dificultar la campaña de Navidad de los comercios y la movilidad de la ciudadanía.

    Con esta obra de urbanización concluye la primera fase de renovación y mejora de calles del Ensanche que se inició con las actuaciones en calle de Félix Pizcueta. En estos momentos, los proyectos en marcha son los de las calles Pizarro y Hernán Cortés.

    Un Entorno Más Amable

    Además de la mejora para la seguridad en los desplazamientos, este proyecto global hace más atractiva la movilidad peatonal. Asimismo, se favorece la actividad del pequeño comercio, dado que estas actuaciones invitan al paseo tranquilo de los ciudadanos por un entorno más amable.

    Tal como ha subrayado el concejal Vicent Sarrià, “este tipo de actuaciones consigue reducir el tráfico privado y que las personas utilicen otros medios de transporte alternativos no contaminantes, como el transporte público, la bicicleta o los desplazamientos a pie. De hecho, tras las obras de remodelación de la calle de Félix Pizcueta el tráfico rodado se ha reducido en torno al 30%, lo que está suponiendo una mejora en la calidad de vida, en la disminución del tráfico motorizado y, por tanto, en la disminución de la contaminación atmosférica y acústica, avanzando hacia un modelo de ciudad más sostenible. Desde la Concejalía se espera que al término de todas las obras en este entorno, se den los mismos porcentajes de reducción del tráfico en el conjunto de itinerarios.

    Sarriá ha recordado que la recuperación de espacio público en todos los barrios de la ciudad va a tener un lugar relevante en todas las actuaciones de la delegación de Desarrollo Urbano, y será sin duda uno de los grandes objetivos de esta Corporación, con proyectos no sólo en las grandes plazas de la ciudad como la Reina, Ayuntamiento o San Agustín, sino también en itinerarios peatonales, como la ampliación de aceras de la calle de la Paz, itinerarios escolares y lugares de encuentro y convivencia en los barrios.

    La apuesta por una ciudad con una movilidad más segura para reducir al mínimo la siniestralidad, que atienda los desplazamientos de los colectivos más vulnerables como los niños, las personas mayores o con discapacidad, será un objetivo prioritario en cada uno de los presupuestos municipales de esta Corporación, hasta alcanzar en un futuro próximo que la inmensa mayoría de calles de la ciudad disponga de aceras amplias con arbolado, ha concluido el edil.

    Subir