24 de febrero de 2020 24/2/20

Sanitat apuesta por prevenir y tratar la diabetes para reducir las amputaciones anuales

  • El I Symposium de Pie Diabético ha presentado a más de 200 especialistas nacionales los últimos avances en su tratamiento

  • Teresa de Rojas destaca durante la clausura las importantes consecuencias sociales, laborales y económicas de esta complicación

  • La detección precoz y el abordaje multidisciplinar en el proceso de curación, claves para evitar la amputación en el pie diabético

Uno de los problemas asociados a la diabetes más desconocidos por los enfermos es el llamado 'pie diabético'. Se trata de una ulceración en la extremidad que si se infecta y no se trata a tiempo, puede provocar una amputación. Por eso, los más de 200 expertos reunidos en el I Symposium de Pie Diabético y que se ha celebrado hasta hoy en Valencia, han alertado que esta patología puede causar 4.000 amputaciones menores y 400 mayores cada año en la Comunitat, muchas de ellas evitables. Así, este encuentro médico, avalado por la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular, la Sociedad de la Comunidad Valenciana de Angiología, Cirugía Vascular y endovascular y en el que colabora el Hospital de Manises, pretende difundir los distintos aspectos de esta patología, incluyendo los últimos avances terapéuticos.

La directora general de Ordenación, Evaluación, Investigación, Calidad y Atención al Paciente, Teresa de Rojas, ha destacado "la importancia de los avances en la detección y los tratamientos de las úlceras del pie diabético, dados los elevados costes familiares, sociales, laborales, psicológicos y económicos, que puede llegar a ocasionar la amputación".

Teresa de Rojas ha clausurado este Symposium, donde ha recordado la importancia de la prevención y tratamiento de la diabetes para evitar llegar a las amputaciones. La directora ha señalado que "las enfermedades crónicas, como la diabetes mellitus, tienen una repercusión socio-sanitaria en las sociedades avanzadas, por la alta carga de morbi-mortalidad que conllevan. Estas patologías no repercuten sólo en la calidad de vida de estos pacientes, sino en muchos casos incluso en el ámbito familiar".

Teresa de Rojas ha recordado la consonancia de las iniciativas de la Comunitat Valenciana en materia de diabetes, con la estrategia establecida a nivel nacional. En concreto, la Conselleria de Sanitat en colaboración con las diferentes sociedades científicas, profesionales sanitarios, y asociaciones de pacientes y familiares de diabéticos, se han elaborado diversas estrategias de actuación. De Rojas ha indicado que con estos planes "estamos impulsando un modelo asistencial que integre todos los recursos asistenciales y permita el abordaje integral que este tipo de enfermos necesita. Se promueven así iniciativas orientadas a comprometer a los pacientes y familiares para que participen activamente en el cuidado y tratamiento de la enfermedad, contando siempre con el apoyo del equipo sanitario para conseguir las mejores condiciones con el objeto de prevenir, diagnosticar y tratar adecuadamente la diabetes y sus complicaciones".

Para la directora general "es fundamental el abordaje multidisciplinar de la diabetes que hacen nuestros profesionales, ya que un diagnóstico precoz es decisivo para un buen pronóstico y un tratamiento integral, coordinado y controlado de las posibles complicaciones, repercute en una mayor calidad de vida del paciente. Todo ello, sin olvidar la importancia de proporcionar una educación sanitaria consolidada que convierta al paciente en un experto de su enfermedad, que lo haga corresponsable".

I Symposium de Pie Diabético

Por su parte, el jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital de Manises y organizador del Symposium, el doctor Nacho Blanes, ha explicado que "la diabetes se trata de un problema complejo al existir muchos factores que influyen en su aparición, desarrollo y progresión. La pérdida de sensibilidad, la deformidad y la isquemia por obstrucción arterial favorece la aparición de úlceras en los pies, lesiones que hay que detectar y tratar precozmente pues la isquemia y la infección, pueden derivar en la invalidez y dependencia del paciente y en la amputación del miembro".

Para los expertos, en estos casos, la rapidez y la actuación de especialistas procedentes de distintos ámbitos tales como enfermeros, podólogos, cirujanos vasculares, internistas, infectólogos, médicos de Atención Primaria, es esencial. "Para evitar una amputación es muy importante que todos los profesionales conozcan los protocolos de actuación y derivación del paciente al especialista. Por ejemplo, el médico de cabecera es fundamental en la cadena, al igual que los cuidados de enfermería", afirma el doctor Blanes.

Durante el Symposium también se han dado a conocer las últimas novedades en el tratamiento de la patología, como la revascularización endovascular (desobstruir las arterias para que el aporte de oxígeno a los tejidos se normalice mediante técnicas mínimamente invasivas), el protocolo de curas y descarga a realizar y el Consenso Nacional de infección del pie diabético. Tal y como ha destacado el jefe de Servicio de Angiología y Cirugía Vascular, "durante el Symposium se pondrá de manifiesto la necesidad de crear Unidades especializadas en el tratamiento del pie diabético, así como la edición de una guía nacional que recoja estándares de tratamiento cuando se produce una infección en el pie".

Diabético, mayor de 70 años

Las personas diabéticas de edad avanzada son las que mayor riesgo tienen de sufrir una amputación. "En estos pacientes cualquier herida o lesión en el pie puede derivar en un problema grave si no se trata a tiempo y, generalmente, suelen ser personas que descuidan los cuidados de enfermería y no consultan a su médico de cabecera", explica el doctor Blanes.

Los expertos también han puesto de relieve el aumento de número de casos por la mayor esperanza de vida de las personas. Cada año se detectan 10.000 nuevas úlceras de pie diabético, de las que aproximadamente un 50% presentarán isquemia como factor agravante y otro 50% se complicarán con una infección. Para el doctor Blanes, "todo esto hace que el pie diabético tenga un alto coste social, laboral, familiar, psicológico y económico".

Subir