21 de septiembre de 2020 21/9/20

Sánchez considera que las modificaciones del Plan Confianza constatan su fracaso

  • Los socialistas señalan que a la desconfianza a que se pagaran las obras adjudicadas se han unido las sucesivas prórrogas de proyectos

El concejal socialista del Ayuntamiento de Valencia, Pedro M. Sánchez ha considerado hoy que las modificaciones del Plan Confianza “constatan su fracaso, así como que a “la desconfianza en que se pagara este plan, se ha unido las sucesivas prórrogas y las modificaciones de proyectos”.

En estos términos se ha referido a dos mociones aprobadas en la pasada Junta de Gobierno sobre proyectos del Plan Confianza por valor de 27 millones de euros, con las que ha asegurado que el Gobierno local “intenta ocultar la chapuza que ha supuesto este plan”.

Así, ha indicado que la modificación del proyecto de la Muralla que tenía un presupuesto de 4,8 millones del que se han gastado 44.078 euros, en concepto de redacción de los proyectos de obras y de expropiaciones necesarias. La diferencia que son 4,7 millones "disponibles" se reparten entre los otros 3 proyectos sobre la misma zona. “Pero este cambio tira a la basura 44.078 euros ya gastados”, ha apostillado.

Respecto a los 27 millones sin asignar, ha señala do que el Ayuntamiento pide que se destinen a 11 proyectos nuevos, aunque alguno recuperado como lo que ellos llaman "Bulevar San Pedro", como eje transversal de El Cabanyal para "esponjar".

Sánchez ha recordado que en febrero de 2014 “se cumplirán 5 años que se aprobó el Decreto de creación del Plan”. “Abril 2014 era la fecha máxima para terminar todos los proyectos, después de 3 prórrogas”, ha precisado y ha augurado que los plazos “se tendrán que prorrogar de nuevo ante la incapacidad del PP para sacar adelante el plan”.

En su opinión, “si las obras tenían que haber acabado en enero de 2011, es evidente que es un fracaso, sobre todo frente al éxito del Pan E que permitió invertir 228 millones de euros en 239 proyectos, de los que 210 millones fueron para inversiones, mejora de equipamientos y supuso 10.500 contratos laborales”.

Otro “fracaso” del plan de la Generalitat, ha asegurado, es que si los 163,69 millones que le correspondían a Valencia “se hubieran ejecutado dentro del periodo establecido hubieran servido en su día para crear empleo y ya llevarían un tiempo realizando un beneficio social, que es la causa alegada por el PP para la modificación”. “O los proyectos eran inadecuados o el retraso del plan los ha hecho innecesarios”, ha puntualizado.

El concejal socialista ha remarcado que la “sumisión política” de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, “a los intereses de su partido tiene un nuevo ejemplo en este retraso del Plan Confianza y sus sucesivos aplazamientos”. “Unas inversiones que hubieran sido importantes para empresas y trabajadores de la ciudad, pueden quedar en nada”, por lo que ha manifestado que Barberá “debería esforzase por no perder ni un solo euro para la creación de empleo en la ciudad”.

Subir