2 de diciembre de 2020 2/12/20

Russafa de Nit del paladar al corazón

Russafa de Nit del paladar al corazón - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Russafa de Nit del paladar al corazón - (foto 2)
    Russafa de Nit del paladar al corazón - (foto 3)
    Russafa de Nit del paladar al corazón - (foto 4)

    Organizada por la propia Asociación de Comerciantes del Mercado de Ruzafa, tuvo lugar la noche del sábado una nueva velada gastronómica, curiosa iniciativa consistente en mantener abierto el mercado a unas horas muy poco habituales, de 19 a 23, para que las nuevas generaciones no tan habituadas a visitarlo por las mañanas tuvieran la oportunidad de degustar los productos a la venta. Todos ellos fueron cocinados y preparados con todo el cariño para evitar que se se pierdan las antiguas tradiciones del barrio.

    Aperitivos, embutidos, quesos, vinos, jamones, la mejor paella, postres y muchos otros platos de más compleja elaboración fueron ofrecidos a los jóvenes que llenaban el Mercat de Russafa para deleitarse con el auténtico sabor de los productos valencianos y nuestras especialidades seleccionadas. Hasta mojitos estilo valenciano pudieron degustar los asistentes a este evento gastronómico para culminar el mundo de sensaciones y sabores que les fueron ofrecidos.

    María del Carmen Zurita, presidenta de la Asociación, nos confesaba que "ha sido un gran esfuerzo porque lo hemos hecho todo nosotros mismos, cada puesto del mercado ha aportado lo mejor de su casa para ofrecer a nuestros visitantes productos cuyo sabor y calidad marcan la diferencia". "En realidad apenas cubrimos gastos", continuó, "el objetivo es que los jóvenes no se olviden de nosotros de cara a la inminente campaña navideña".

    El evento gastronómico no habría sido posible sin la generosa colaboración de los chicos y chicas de la Escuela de Hostelería Altaviana, que actuaron de chefs y ayudaron a servir los numerosos platos de diverso nivel de complejidad. "Para ellos ha sido una gran experiencia profesional", nos comentaba su directora Sylvia Corell, "no todos los días nuestros alumnos tienen la posibilidad de atender a centenares de personas en un evento real, no puede existir mejor práctica para su formación". Muy remarcables los bocaditos de salmón o las cucharas de pulpo, una delicia.

     

    Subir