23 de febrero de 2020 23/2/20

Rafa Miró visita el montaje del último trabajo creado por Ouka Leele para La Gallera

  • La muestra que será inaugurada el próximo 30 de septiembre

El Consorcio de Museos presenta la última obra de la artista madrileña Ouka Leele en la Sala La Gallera. El secretario autonómico de Cultura de la Generalitat, Rafa Miró, ha visitado el montaje de la muestra que será inaugurada el próximo 30 de septiembre, acompañado por la artista.

‘Santa Bárbara Bendita’ es título de la exposición que presenta la artista Bárbara Allende, más conocida como Ouka Leele, concebido exclusivamente para la sala La Gallera de Valencia. A partir del trabajo con un grupo de alumnos suyos de Bellas Artes, de la universidad de Francisco de Vitoria de Madrid, la artista ha previsto una instalación que gira en torno a su propio nombre, inspirado en un texto extraído de La Leyenda Dorada de Santiago de La Vorágine.

Para Rafa Miró, “Ouka Leele ha convertido la Gallera en una leyenda y la leyenda en poema tal y como podremos ver en unas estampitas que se repartirán y que forman parte de la instalación”.

Un rayo de 7 metros, tres vidrieras de fotografías retocadas a mano por la artista y una piscina de 7, 20 metros de diámetro son algunas de las piezas principales que utiliza la artista para evocar la leyenda.

“La presencia de Ouka Leele en La Gallera es la confirmación de que este espacio se ha convertido en fuente de inspiración para los grandes artistas contemporáneos de nuestro tiempo. En nuestra apuesta continua por la innovación y la renovación, esta sala se ha consolidado como un referente dentro del panorama del arte más vanguardista y experimental”.

“Recientemente otra mujer, Blanca Muñoz, llenaba de su mundo cósmico este espacio, antes lo hicieron otros como el Hortelano y precisamente en su exposición fue donde se fraguó la colaboración de Bárbara Allende con el Consorcio de Museos”.

Leyenda sobre Santa Bárbara
Santa Bárbara de Nicomedia, estuvo muy interesada en conocer al Dios único y su misteriosísima Trinidad y conversaba con el sabio Orígenes de Alejandría, carteándose con él sobre este tema.

Dióscoro, el padre de la santa, la tenía encerrada en una torre por su extraordinaria belleza, para protegerla de los varones. La Gallera con su forma cilíndrica recuerda a esta torre.

El interior será cubierto con una tela negra que absorbe la luz, que se suele utilizar para construir las cajas negras en teatro.

El padre encargó hacer una piscina. El suelo de La Gallera es una piscina de 7,20 metros de diámetro y sobre ella un rayo de 7 metros de altura recibe al visitante (el mismo que cayó sobre el padre de Santa Bárbara cuando la mató en la leyenda).

Santa Bárbara al ver que sólo había dos ventanas ordenó a los obreros abrir una tercera ventana más en la torre, para honrar a la Trinidad. En la exposición se muestran tres vidrieras que son fotografías retocadas a la acuarela por la artista, que es también la imagen retratada.

El padre estaba cada vez más extrañado con ella por su conversión y sus conversaciones con Orígenes. Y al ver las tres ventanas se enfureció y sacó la espada amenazante, pero, repentinamente una roca se abrió y escondió a Santa Bárbara en su interior y se la llevó volando (¿un meteorito?) a la montaña donde estaban dos pastores. Estos se quedaron alucinados al ver cómo la roca se abría y dejaba salir de su centro a la santa.

En el piso de arriba se muestran los trabajos que han ayudado a la artista a confeccionar su proyecto, algo que para el secretario autonómico “da frescura y dinamismo al conjunto”.

Santa Bárbara es también la patrona de los meteorólogos y mineros además de los pirotécnicos, de ahí el rayo y otros elementos que acompañan a la exposición.

Subir