elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
La segunda mascletà de Fallas tuvo al principio buenas composiciones

Pontentísima disparà de Hermanos Ferrández en recuerdo de su padre

Pontentísima disparà de Hermanos Ferrández en recuerdo de su padre  - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Pontentísima disparà de Hermanos Ferrández en recuerdo de su padre  - (foto 2)
    Pontentísima disparà de Hermanos Ferrández en recuerdo de su padre  - (foto 3)
    Pontentísima disparà de Hermanos Ferrández en recuerdo de su padre  - (foto 4)
    Pontentísima disparà de Hermanos Ferrández en recuerdo de su padre  - (foto 5)
    Pontentísima disparà de Hermanos Ferrández en recuerdo de su padre  - (foto 6)

    Hoy, día 2 de marzo ha sido el turno de la empresa Hermanos Ferrández (de Beniel, Murcia). Primer domingo fallero, lleno absoluto de la plaza con a una temperatura muy agradable y sol radiante. Todo un honor y privilegio para los de Beniel, disparar el día que lo hacía Gori, pues como ya era tradición siempre disparaba el primer domingo del mes de marzo.  

    Ya van cinco disparos de esta empresa en la “catedral del fuego” y parece que los Hermanos Ferrández le han cogido soltura a la plaza. En esta ocasión, ya con la ausencia de su padre al que le han querido dedicar su espectáculo.

    La mascletà ha tenido un diseño cuidado respetando el fuego tradicional del cuerpo central pero ofreciendo espectáculo y sorprendiendo al público con el uso de disparo digitalizado en inicio y fin. Equipo de disparo que recordamos está desarrollado por la propia empresa evolucionándolo para ajustarlo a sus necesidades

    Leopoldo y Antonio Ferrández  han comenzado el fuego directamente, sin la tradicional traca valenciana, como ya venían haciendo los últimos años.

    Una cortina perimetral de volcanes rojos y un golpe hermético de truenos digitales ha sido el arranque sorpresivo de la disparà.

    Han seguido varios juegos coreográficos alrededor de la plaza tanto en tierra como en el aire.

    La segunda parte de estos principios aéreos se ha concentrado en la zona norte de la plaza, alternando varios efectos como relámpagos rojos, serpentinas y truenos de aviso.

    Y tras ellos ha pasado sin marcar al fuego terrestre, a la parte clásica mecanizada en la que no ha cesado el acomapañamiento aéreo.

    Un fuego bien llevado, con ritmo e intensidad creciente, y que ha comunicado la última retención con el terremoto, de forma natural.

    Esta unión ha sido suave y, además, el fuego corría lentamente en las primeras pasadas del mismo (ha tenido cuatro en total) dilatando de esta forma la duración de esta parte clave, momento de máxima potencia del espectáculo.  

    Ha pasado a disparar el bombardeo aéreo de truenos, que ha dejado un pequeño hueco sonoro tras la primera parte, ya que no estaba montado de forma tradicional.

    Rápidamente ha seguido el bombardeo y han cerrado su espectáculo de forma digital, con varias rotaciones en aceleración de potentes truenos digitales (de ignición electrica) seguidos por una cortina contínua de serpentinas verdes y un último golpe aéreo de truenos. 

    Resumiendo el disparo de hoy, interesantes composiciones en los principios y un potente cuerpo que ha gustado entre el público.

    Subir