17 de febrero de 2020 17/2/20

FGV pone en servicio en la estación de Facultats nuevos equipamientos para usuarios en silla de ruedas

FGV pone en servicio en la estación de Facultats nuevos equipamientos para usuarios en silla de ruedas - (foto 1)
  • Reducen la distancia y altura entre el andén y las unidades

  • Están situados en la zona de acceso de la cabecera del tren

  • La empresa pública ha desarrollado un modelo propio que supera las exigencias legales

La directora gerente de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), Marisa Gracia, ha asistido hoy, en la estación de Facultats (Línea 3 de Metrovalencia), a la puesta en servicio de un nuevo equipamiento que facilitará el acceso a las unidades a los viajeros que se ven obligados a desplazarse en silla de ruedas.

Uno de los problemas de accesibilidad, común a todas las explotaciones ferroviarias, es el problema que los viajeros en silla de ruedas se ven obligados a afrontar para salvar el hueco existente entre el andén y el piso de la unidad: Las ruedas delanteras de muchas de estas sillas tienen un radio muy pequeño y una gran capacidad de giro por lo que, si sus usuarios no son ayudados por otra persona o disponen de una gran capacidad atlética y son capaces de alzarlas sin ayuda, pueden quedar encajadas entre el tren y el andén.

Para solventar este problema, FGV ha instalado en Facultats unas plataformas de obra rematadas por una pieza de caucho, encastrada en un perfil metálico, que se ajusta longitudinalmente al andén para elevar su altura y prolongarlo a fin de reducir la distancia entre este y el piso de las unidades.

Marisa Gracia ha destacado que la puesta en marcha de estas plataformas “forman parte del Plan de Accesibilidad iniciado por FGV en 2004 que ha conseguido un nivel de accesibilidad del 97 por ciento en las estaciones y paradas de la red de Metrovalencia, quedando sólo cuatro de la Línea 1 que, en el caso de las subterráneas, se acometerán en breve, una de ellas ya en obras”.

La directora gerente ha mostrado su voluntad de que, “además de que todas las estaciones tengan ascensores y escaleras mecánicas, consigamos en éstas un diseño para todos, que se pueda tener un acceso cómodo a las instalaciones de FGV”.

Por su parte, la Defensora del Discapacitado de la Comunidad Valenciana, Juani Andrés, quien comprobó “in situ” los equipamientos de Facultats, ha señalado su satisfacción porque “si bien Metrovalencia es una red muy accesible, existe el inconveniente para los que usamos sillas de ruedas al no poder acceder por nosotros mismos al tren. Con esta iniciativa se soluciona el problema y queda la mismo nivel el andén y el metro por lo que no necesitamos ayuda”.

Modelo propio

Las plataformas tienen una anchura de 3´50 metros y están situadas junto a la zona de estacionamiento de la cabecera del tren a fin de coincidir con la primera de las puertas de acceso a viajeros de la unidad.

El Real Decreto 1544/2007, que regula las condiciones básicas de accesibilidad para el transporte, fija que la distancia entre las “zonas de acceso seguro” y el piso de los trenes no puede exceder de 5 cm. en altura y 7’5 en anchura. FGV ha desarrollado un modelo propio de plataforma que supera ampliamente las exigencias de Real Decreto y garantiza una distancia no superior a los 2 cm en altura y 2’5 en anchura.

FGV instalará las nuevas plataformas de accesibilidad en todos los andenes de la red de Metrovalencia y el TRAM de Alicante. En consideración a su mayor volumen de viajeros, se priorizará el equipamiento de las estaciones subterráneas para emprender posteriormente el de las estaciones exteriores.

El coste de cada uno de estos equipamientos supera los 9.000 euros. El equipamiento de todas las estaciones y apeaderos de la red supondrá una inversión próxima a los 3.500.000 euros.

Red accesible

La extensa red Metrovalencia, compuesta por 132 estaciones y paradas distribuidas a lo largo de 146 kilómetros, es ya accesible al 97 por ciento, dado que solamente cuatro instalaciones todavía no lo son, todas ellas de la Línea 1, la más antigua de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) que comenzó su actividad en 1988. El resto de líneas de metro, L-3 y L-5, y las de tranvía, L-4 y L-6, están adaptadas al cien por cien, situación que contrasta con las dos grandes explotaciones en España, Madrid y Barcelona, que no superan el 70 por ciento.

Esta realidad ha sido posible gracias a la puesta en servicio en el presente año de cuatro mejoras concretas, realizadas en las estaciones de Beniferri, Túria, Jesús y Patraix, lo que ha permitido en un solo ejercicio incrementar en tres puntos la accesibilidad de Metrovalencia.

Además, la Conselleria de Infraestructuras y Transporte inició el pasado mes de octubre las obras en la estación de Plaça Espanya y tiene previsto comenzar las de Hospital a finales de año, por lo que durante 2010 ambas estarán acabadas, lo que significará que todas las estaciones subterráneas serán accesibles el año que viene.

Subir