3 de marzo de 2021 3/3/21

La Policía detiene a dos personas como presuntas autoras de 16 delitos de robo con fuerza en establecimientos comerciales en menos de dos meses

  • La mayoría de los presuntos robos fueron en bares del distrito de Abastos y en las zonas colindantes pertenecientes al distrito de Patraix

Agentes de la Policía Nacional de la Jefatura Superior de Policía y de la Comisaría de Abastos de Valencia han detenido, en el barrio de la Fuensanta, sobre las once menos veinte de la mañana, a dos hombres de 19 y 21 años, de origen rumano, como presuntos autores de dieciséis robos con fuerza en establecimientos comerciales, accediendo al interior de los mismos realizando un corte transversal en la persiana metálica. Los policías realizaron un registro domiciliario en donde intervinieron:

- Moneda fraccionada

- Tabaco de diversas marcas

- 14 teléfonos móviles

- 6 cámaras de fotos digitales

- 1 videocámara y una pantalla LCD

- 1 cizalla de 18”

- 1 palanqueta

- 8 destornilladores grandes

- Tijeras grandes

- Remachadora

- Dos llaves fijas de 13 milímetros

- 1 DVD

- Diversa ropa utilizada en los presuntos robos

estaban produciendo una serie de robos con fuerza en establecimientos comerciales, en su mayoría bares del distrito de Abastos y zonas colindantes del distrito de Patraix, accediendo al interior de los mismos realizando un corte transversal en la persiana metálica.

En el transcurso de las investigaciones, los policías conocieron que de los dieciséis robos, catorce eran en bares y los otros dos en establecimientos comerciales, así como que la franja horaria en los que se cometían los hechos coincidía, a la vez que averiguaron que se trataba de un grupo de ciudadanos de origen rumano del barrio de la Luz de Valencia.
Como consecuencia de las investigaciones, los policías establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones y finalmente procedieron a su detención como presuntos autores de dieciséis robos con fuerza la mayoría de ellos en bares.

Los detenidos, con antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial.

Subir