elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Montón: "Difícilmente podremos considerar que una vida es digna si no podemos morir con dignidad"

Montón: "Difícilmente podremos considerar que una vida es digna si no podemos morir con dignidad" - (foto 1)

    La Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, ha afirmado hoy que "difícilmente podremos considerar que una vida es digna si no podemos morir con dignidad". La titular de Sanitat ha realizado estas declaraciones en la clausura del 18º Congreso de la Sociedad Española de Atención al Usuario de la Sanidad (SEAUS) que, bajo el lema 'La atención al final de la vida: un derecho de la ciudadanía", ha reunido a expertos en la materia durante dos días en el hospital La Fe de Valencia.

    A juicio de la titular de Sanitat, los cuidados al final de la vida han de ser compatibles con la dignidad del ser humano. "La integración de los derechos de autonomía personal, dignidad humana e intimidad en el código ético de la asistencia sanitaria resulta hoy un objetivo imprescindible", ha señalado.

    Montón se ha referido al anteproyecto de ley que regulará los derechos y garantías en el proceso del final de la vida, un nuevo marco normativo que recoge la necesidad de avanzar en la atención paliativa con el fin de proteger la vida de las personas hasta el proceso de su muerte y con el que la Comunitat Valenciana se suma a las seis comunidades autónomas que ya han dado un paso al frente en esta materia ante la falta de una legislación estatal: Andalucía, Aragón, Canarias, Navarra, Galicia y Baleares.

    En palabras de la consellera, "es una obligación para las administraciones públicas afrontar esta cuestión desde una posición abierta y democrática" y, dado que la sociedad valenciana es lo suficientemente madura, era necesario pasar de la reflexión ética y el debate social a la acción legislativa.

    Y ahí se enmarca este anteproyecto de ley de atención al final de la vida. "elaborado desde abajo hacia arriba para recoger todas las sensibilidades", producto del intercambio de ideas, y al que han aportado sus propuestas una veintena de expertos, así como los colegios profesionales, sociedades científicas y sindicatos a los que se ha remitido el texto, e incluso la propia ciudadanía, que ha podido participar a título individual a través de la web de la Conselleria de Sanitat.

    La consellera ha recordado que "no se trata de regular la eutanasia ni el suicidio asistido sino de actuar en el ámbito de las competencias propias de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública", de ahí que el texto sí contemple por ejemplo la eliminación del esfuerzo terapéutico en estados terminales si el paciente, o en su defecto sus familiares, así lo desean.

    Por último, Montón ha subrayado que este nuevo marco normativo, que en este momento está siendo evaluado por el Comité de Bioética de la Comunitat Valenciana, no solo recoge los derechos de las personas que afrontan el final de la vida, sino también los derechos y deberes del personal sanitario, así como las obligaciones de los centros sanitarios, tanto públicos como privados.

    Un derecho de la ciudadanía

    El Hospital La Fe de Valencia ha reunido durante dos días a profesionales de la salud, gestores y entidades que han querido participar en este 18º Congreso de la SEAUS con el lema 'La atención al final de la vida: un derecho de la ciudadanía'.

    El encuentro, que fue inaugurado por el director general de Asistencia Sanitaria, Rafael Sotoca, pretendía dar visibilidad a los derechos como garantía de la dignidad de las personas en el proceso al final de la vida. Un foro de comunicación para dar una respuesta integral, sanitaria y humanizada al paciente, desde su nacimiento hasta su muerte, con los mismos cuidados y la misma atención en condiciones de equidad e igualdad.

    La atención paliativa ha centrado en buena medida el debate sobre la necesidad de cuidar y sobre la protección de la dignidad de la persona en el proceso de su muerte, asegurando la autonomía de los pacientes y el respeto a su voluntad.

    Subir