22 de febrero de 2020 22/2/20

Metrovalencia evita 46,7 millones de desplazamientos anuales en vehículos privados dentro del área metropolitana

  • La red de metro y tranvía posibilita que no se emitan diariamente 229 toneladas de CO2 a la atmósfera

  • El servicio de FGV permite que no se consuman 34,5 millones de litros de gasolina

El servicio prestado por Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV)-Metrovalencia a sus usuarios evita la circulación anual de alrededor de 23.350.000 vehículos privados, que realizarían el doble de desplazamientos, 46.700.000 (ida y vuelta), por la capital del Turia y su área metropolitana en caso de no existir la completa red de metro y tranvía que transporta todos los días más de 200.000 viajeros, lo que significa alcanzar los 70 millones de pasajeros en cada ejercicio.

Partiendo de este dato, y concretando un recorrido medio de 18 kilómetros por coche, se puede calcular que el volumen de tráfico ferroviario que aporta FGV por la provincia de Valencia evita la emisión de 229 toneladas de CO2 a la atmósfera cada día, 83.930 toneladas al año.

Una vez constatada la importancia medioambiental de la red de FGV en Valencia y su área metropolitana, también se puede calcular el ahorro que el conjunto de los conductores obtienen por dejar su vehículo particular en su domicilio y apostar por el transporte público ferroviario.

Teniendo en cuenta el mencionado recorrido medio de 18 kilómetros por coche, los litros de combustible que se dejan de comprar al viajar en Metrovalencia serían 34.464.000 litros al año que, unidos a la amortización del propio automóvil, los seguros, las revisiones y demás conceptos que gravan el mantenimiento del mismo, significan un ahorro de 65,15 millones al año.

En este sentido, cabe destacar que, además de aquellas personas que no utilizan el vehículo privado para desplazarse a su centro de trabajo, estudio, para realizar compras, visitas sanitarias o por motivos de ocio durante los días laborales, también existen viajeros de Metrovalencia que realizan un trayecto combinado con su coche y el metro o tranvía.

Aparcamiento disuasorio
Para este supuesto, que sobre todo se produce en el área metropolitana, FGV ofrece gracias al sistema Parking + Metro (P+M), un total de 648 plazas de estacionamiento en 11 estaciones de la Línea 1, con el objetivo de facilitar el acceso a la red de Metrovalencia. FGV calcula que, anualmente, alrededor de 165.000 vehículos utilizan este servicio disuasorio al vehículo privado, ya que los recintos adosados a la estaciones son utilizados de media en un 75 por ciento, teniendo en cuenta que una plaza puede ser ocupada por varios vehículos en el mismo día.

Solamente con este servicio de aparcamientos disuasorios, se dejan de consumir 262.800 litros de combustible en el cómputo de doce meses (calculando un ahorro en un recorrido medio de 18 km), lo que significa que dejan de comprarse gasolina y gasóleo por valor de 302.000 euros, lo que repercute directamente y de manera beneficiosa para los bolsillos de aquellas personas que combinan el vehículo particular y el transporte público para acceder a la capital del Turia.

Estas cifras, trasladas a emisiones a la atmósfera de CO2, equivalen a una media de 683 toneladas al año si se emplea diésel y 620 si se utiliza gasolina. Por tanto, la media, si calculamos que la mitad de vehículos privados utilizan gasolina y la otra mitad gasóleo, sería de 651 toneladas.

Pero, obviamente, el grueso del ahorro de combustible, de emisión de CO2 a la atmósfera y de dinero en  partidas relacionadas con el mantenimiento del vehículo se produce en todas aquellos viajeros que cogen a diario alguna de las tres líneas de metro y dos de tranvía con que cuenta Metrovalencia en su red de 134 estaciones y paradas.

Compromiso con la sostenibilidad
La Conselleria de Infraestructuras y Transporte tiene un decidido compromiso por el desarrollo sostenible, que se ha concretado en la elaboración de distintas acciones enmarcadas en la Declaración de Sostenibilidad y en la adhesión a la Carta de Sostenibilidad de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP).

Por lo que respecta a FGV, se puede resumir en tres actuaciones el avance en el concepto de sostenibilidad, aparte del ahorro económico que conlleva dicha apuesta, ineludible hoy en día ante la demanda social existente respecto al respeto al medio ambiente en que nos desarrollamos.

La primera es la puesta en marcha de planes y políticas de sostenibilidad suponen un ahorro anual en emisiones de CO2 a la atmósfera que supera ya los 65 millones de euros y que en 2010 rebasará los 100 millones de euros, según un estudio germano-suizo.

La segunda es la apuesta por las energías renovables, con la instalación de 10.400 paneles para la producción de energía solar  fotovoltaica, tanto en los talleres de FGV de Alicante como en los tres de Valencia, que representa un ahorro de 1,3 millones de euros anuales.

La tercera es la renovación de la flota de trenes y tranvías de FGV supone un ahorro eléctrico del 27%, ya que los motores se utilizan como generadores eléctricos al aprovechar las frenadas para devolver a la catenaria parte del consumo.

Subir