11 de agosto de 2020 11/8/20

Lynn: “Estoy orgulloso de saber que el piano de Iturbi está en las mejores manos”

Lynn: “Estoy orgulloso de saber que el piano de Iturbi está en las mejores manos” - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Lynn: “Estoy orgulloso de saber que el piano de Iturbi está en las mejores manos” - (foto 2)
    Lynn: “Estoy orgulloso de saber que el piano de Iturbi está en las mejores manos” - (foto 3)
    Lynn: “Estoy orgulloso de saber que el piano de Iturbi está en las mejores manos” - (foto 4)

    El diputado de Cultura de la Diputación de Valencia, Xavier Rius, ha presentado hoy, en el Centre Cultural la Beneficència, el piano vertical espineta firmado en su bastidor por José Iturbi, que ha sido donado a la institución provincial por el melómano americano Douglas Lynn, también presente en el acto.

    También han asistido al acto el director artístico del Premio Iturbi, Joaquín Soriano y María Linares, una joven pianista de 13 años, estudiante del Conservatorio Municipal “José Iturbi”, que ha sido la encargada de hacer sonar, por primera vez en Valencia, el piano neoyorquino de ensayo del maestro José Iturbi con la interpretación de “Sonata en Re Mayor” de Joseph Haydn y “L'île joyeuse” de Claude Debussy.

    Rius ha agradecido a Douglas Lynn la donación “de esta joya” y ha hecho extensivo el agradecimiento a los técnicos del Área de Cultura por su diligencia en la gestión “que ha puesto en valor el instrumento como signo de respeto, admiración y homenaje al gran maestro José Iturbi”

    “En las mejores manos”

    Por su parte, Douglas Lynn ha asegurado que la familia echará de menos el instrumento “pero estoy orgulloso de saber que está en las mejores manos y de que lo van a poder disfrutar”.

    “Fue un golpe de suerte disfrutar de este instrumento particular que durante 10 años ha estado en mi familia y cuya historia es impactante”, ha dicho Lynn.

    El instrumento es el piano de prácticas que utilizó José Iturbi durante su estancia en el Hotel Plaza de Nueva York para preparar varios conciertos con la Orquesta Filarmónica de la que era director.

    Hasta llegar al hogar de Lynn, el espineta rubricado por el maestro valenciano vivió un periplo digno del Hollywood que tanto admiró a Iturbi. Prueba de su fama en la meca del cine es la estrella que lleva su nombre, la número 6.834 del Hollywood Boulevard, el conocido Paseo de la Fama.

    Del Hotel Plaza de Nueva York a Connecticut

    La historia del piano arranca en los años 30. La empresa Baldwin cedió un piano vertical espineta al Hotel Plaza de Nueva York donde se hospedaba José Iturbi para que el célebre músico ensayara sus conciertos. El jefe de ventas de Baldwin y representante de artistas, Jack Roman, entabló amistad con la familia Bernheim durante unos meses de trabajo, familia que decidió comprar el piano en cuestión.

    Pasados unos años, ya en la década de los 70, Charles Bernheim hijo decide vender el piano a Denny y Peggy Hatch, un matrimonio de Stamford Connecticut que años después decidirá mudarse a Philadelphia.

    Según relata el propio Denny Hatch, “el piano no cabía en el nuevo domicilio” y decidieron venderlo a sus vecinos de Stamford, los Lynn, cuyo hijo Doug es el último propietario del piano y quien ha decidido donar la magnífica pieza a la Diputación de Valencia.

    De Estados Unidos a Valencia

    A partir de ahí, la historia se vuelve actualidad. Doug Lynn, gran amante de la música, toma la decisión de donar el piano firmado por José Iturbi “en beneficio de todos los aficionados al piano y a la música del maestro valenciano”.

    Dado que la Diputación de Valencia dedica a José Iturbi la organización del Concurso Internacional de Piano que lleva su nombre, se consideró de gran interés aceptar el ofrecimiento del señor Lynn, y proceder al traslado del piano desde Estados Unidos hasta Valencia, donde actualmente permanece en el Centre Cultural La Beneficència.

    La Ventana de la Diputación de Valencia

    La Ventana de la Diputación de ValenciaEntrar en el especial
    Subir