30 de noviembre de 2020 30/11/20

El IVACOR inicia la retauración del Llibre dels Furs del archivo de la Catedral de Valencia

  • Las tintas metaloácidas ponen en peligro la conservación de un ejemplar dels Furs de la Catedral

El Archivo de la Catedral de Valencia atesora un buen número de obras de singular relevancia para la historia de los valencianos. Una de ellas es el Llibre dels Furs que otorgó Jaume I entre 1238 y 1271, cuya restauración ha iniciado el Institut Valencià de Conservació i Restauració de Béns Culturals (IVC+R) con el patrocinio de la Conselleria de Gobernación, promotora de la exposición Els Furs. Identitat d’un poble, que se celebró recientemente en el Museo de la Almoina de Valencia.

Este ejemplar manuscrito del Furs (códice 55) está escrito en valenciano, con tintas ferrogálicas de color sepia y, con tonos rojizos y azulados al temple en los encabezados de los párrafos y en las letras capitales, las cuales están poniendo en peligro su conservación, de ahí la necesidad de restaurar este compendio de primeras leyes y privilegios que las Cortes promulgaron a partir de la conquista de Jaume I y que, además, contiene los fueros promulgados desde el reinado de Alfonso II de Valencia hasta los del rey Martí I.

El libro se compone de 269 folios numerados en la esquina superior derecha distribuidos en 20 cuadernillos con diferente número de bifolios cada uno. El cuerpo del manuscrito presenta los cortes guillotinados a escuadra y en algunas hojas con notas marginales se ha mutilado parte del texto. La encuadernación en piel no es la original, y la actual posiblemente sea del siglo XVIII, pues en dicha época era muy frecuente y sistemática la renovación de encuadernaciones antiguas.

Debido al avanzado estado de alteración de las tintas ferrogálicas, especialmente en los cuadernos octavo y noveno, las hojas sufren oxidación, friabilidad y pérdida puntual de soporte celulósico y texto de ahí la necesidad perentoria de su restauración.

La intervención en el códice se centrará en la limpieza y eliminación de los elementos nocivos ajenos a la obra, así como la consolidación y refuerzo de las páginas más frágiles y susceptibles de pérdida del soporte por la alteración de las tintas. Además, se depositará una reserva alcalina adecuada como prevención y se confeccionará un estuche de conservación a medida para su protección, realizándose todas estas operaciones sin desmontar el volumen.

Subir