4 de diciembre de 2020 4/12/20

El Instituto de Biomecánica de Valencia y la empresa valenciana Action Park diseñan parques acuáticos más seguros

  • Mediante un programa informático pueden predecir y eliminar los riesgos de las futuras instalaciones durante la fase de diseño

  • Este proyecto financiado por IMPIVA supone una mejora en la seguridad de los parques acuáticos

El Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) y la empresa valenciana Action Park trabajan en el proyecto ACUASAFE para mejorar la seguridad de los parques acuáticos. Este ambicioso proyecto empezó con el objetivo de estudiar los pavimentos instalados en torno a las piscinas para evitar los resbalones que se producen en usuarios con pie descalzo.

Con el objetivo de poder aumentar la seguridad de los parques acuáticos desde un punto de vista global, se decidió ampliar el alcance del proyecto a la mejora de las herramientas para el diseño de toboganes acuáticos para poder diseñar atracciones más atractivas y seguras para las personas.

Una de las problemáticas con las que se enfrenta el sector a la hora de diseñar parques y toboganes acuáticos más arriesgados y atrevidos que atraigan a los clientes es la seguridad. Para solventar este reto, la empresa valenciana Action Park y el IBV colaboran en un proyecto que tiene como objetivo prevenir riesgos durante el diseño de los toboganes.

Action Park cuenta con una vasta experiencia en el diseño de toboganes y parques acuáticos, dado que es la principal empresa del sector en España. Esta trayectoria ha permitido a la empresa desarrollar un modelo informático que simula el lanzamiento de los usuarios por sus toboganes.

Este software permite simular las principales variables que influyen en la seguridad de un tobogán según las condiciones del usuario (altura y peso fundamentalmente). El programa permite determinar de forma aproximada antes de la instalación del tobogán la trayectoria, velocidad y aceleración del usuario en el tobogán, con las consecuentes ventajas económicas y de seguridad que esto supone.

El IBV colabora con la empresa para optimizar el modelo realizando ensayos reales en toboganes. El IBV ha desarrollado un equipo de medida de aceleraciones que proporcionará la información necesaria para determinar la posición, velocidad y aceleración del usuario a lo largo del tobogán.

Los resultados de los ensayos permitirán ajustar los parámetros del software. De esta manera los ensayos informáticos alcanzarán un realismo que simule casi al 100% el comportamiento de los usuarios en los toboganes.

El director general de Action Park, Alfonso Ribarrocha, ha señalado que “este sistema nos permite atender a las peticiones de los consumidores, gracias a la colaboración del IBV, ya que solicitan que desarrollemos toboganes más arriesgados, más originales pero que sean plenamente seguros”.

Un ejemplo de estos toboganes es la atracción La Cresta que puede visitarse en Terra Natura, donde los usuarios pueden alcanzar velocidades de más de 50 km. por hora y que se ha diseñado con el método mencionado.

Normativa europea
El IBV ha confirmado que cuando finalice el proyecto estará en condiciones de certificar todas las instalaciones acuáticas en función de la normativa europea de seguridad.  El proyecto ACUASAFE ha sido financiado por el Instituto de la Mediana y Pequeña Industria Valenciana (IMPIVA) a través del programa de investigación y desarrollo tecnológico.

Subir