26 de noviembre de 2020 26/11/20

La Fe inicia el tratamiento de hipotermia para neonatos con daños asociados a la asfixia perinatal

La Fe inicia el tratamiento de hipotermia para neonatos con daños asociados a la asfixia perinatal - (foto 1)
  • Disminuye el daño neurológico y reduce la mortalidad, sobre todo en casos de asfixia moderada

  • Colabora el servicio de transporte neonatal para cubrir las necesidades de nacidos en otros centros

MÁS FOTOS
La Fe inicia el tratamiento de hipotermia para neonatos con daños asociados a la asfixia perinatal - (foto 2)
El Servicio de Neonatología y la Unidad de Cuidados Intensivos de neonatos del Hospital Universitari La Fe han adquirido un dispositivo de aplicación controlada de hipotermia, que posibilita el tratamiento de inducción de hipotermia moderada, indicada para determinados casos de encefalopatía hipóxico-isquémica, derivada de la asfixia perinatal.

Así, se convierte en el primer hospital de la red pública valenciana en disponer de este dispositivo de aplicación controlada de hipotermia con servocontrol, indicada, entre otros usos, en el tratamiento de recién nacidos con esta patología.

Tras la consideración de diversos estudios recogidos en la literatura científica, en el Hospital Universitari La Fe, las neonatólogas Nuria Boronat, Raquel Escrig, Ariadna Alberola y Ana Gimeno, han elaborado un protocolo que recoge los criterios de inclusión en el tratamiento, así como aquellos resultados que ha señalado la evidencia científica tras la aplicación de la hipotermia.

Este protocolo, que se dará a conocer en las Unidades de Neonatos, señala como criterios indispensables de inclusión en el tratamiento de hiportemia que el neonato haya nacido a término, a partir de 36 semanas de gestación, o que tenga un peso superior a 1.800g, ya que no existen estudios que demuestren su eficacia y seguridad en niños más pequeños.

Tal y como destaca Nuria Boronat, neonatóloga del Hospital Universitari La Fe, “esta aplicación de hipotermia, es decir, inducir una temperatura corporal de 33,5ºC, durante 72 horas, puede favorecer una recuperación neurológica que hasta el momento no tenía alternativa terapéutica”.

Esto es porque, como señalan algunos estudios, la inducción de hipotermia moderada (bajar la temperatura corporal unos 3ºC) protege el metabolismo cerebral, reduce la lesión del tejido del cerebro y mejora la función neurológica. Además, estos estudios muestran que es un tratamiento seguro y que reduce tanto la mortalidad como la morbilidad hasta los 2 años de edad.

Además de en casos de encefalopatía hipóxico-isquémica, el bebé necesita esta aplicación de hipotermia si presenta acidosis grave y/o depresión neonatal, una encefalopatía diagnosticada a partir de una exploración clínica y confirmada tras un encefalograma. Entre 6 y 8 recién nacidos cada año presentan esta patología.

Del mismo modo, el tratamiento se muestra efectivo en casos de asfixia moderada tras 72 horas y no sólo disminuye la mortalidad, sino también las secuelas neurológicas graves: parálisis cerebral infantil, deterioro motor y cognitivo.

Para la inclusión en el dispositivo, las neonatólogas establecen un período ventana, transcurrido entre el nacimiento y la aplicación, de un máximo de 6 horas, por lo que la colaboración con el servicio de transporte neonatal es fundamental para aquellos bebés que han nacido en otro hospital de la Comunitat Valenciana.

Este transporte, que trasladará a los niños nacidos en otros centros de la Comunitat Valenciana, se realiza en un SAMU equipado con instrumental específico de neonatología y con la presencia de un neonatólogo en el vehículo.

Subir