27 de septiembre de 2020 27/9/20

Dermatología de La Fe se integra en el cuidado multidisciplinar de los pacientes trasplantados

  • El tumor cutáneo es el proceso maligno más frecuente en los receptores de órganos

  • Las personas con trasplante de corazón, riñón e hígado son las que más se asocian a cáncer de piel

  • Se han evaluado ya 220 pacientes en colaboración con los servicios de Cardiología, Neumología, Nefrología y Medicina Digestiva de La Fe

La Unidad de Dermatología del Hospital Universitari La Fe de Valencia, dirigida por el doctor Conrad Pujol, está desarrollando un estudio para integrarse en el cuidado multidisciplinar de los pacientes trasplantados, sometidos a un seguimiento clínico permanente desde diferentes especialidades. El objetivo final de este proyecto es la creación efectiva de la Consulta de Patología Cutánea del paciente trasplantado, dedicada al manejo, el tratamiento y la prevención de patologías de la piel en los receptores de órganos y en especial de tumores cutáneos, su proceso maligno más frecuente.

En España apenas existen estas unidades específicas en los centros hospitalarios públicos, por lo que el seguimiento dermatológico de los pacientes trasplantados se lleva a cabo de forma independiente al circuito de control habitual que realizan conjuntamente las otras disciplinas médicas implicadas.

En este sentido, al objeto de ofrecer una atención integral, la Unidad de Dermatología de La Fe, en coordinación con los servicios de Cardiología, Neumología, Nefrología y Medicina Digestiva, viene analizando desde mayo de 2008 todos los pacientes trasplantados que le son remitidos desde estas especialidades tras observar alguna patología cutánea o simplemente para su control periódico y prevención de cáncer de piel. En total, ya son 220 las personas estudiadas por los dermatólogos con el fin de conocer la importancia de la patología tumoral cutánea en el paciente trasplantado y someter los casos particulares a la vigilancia especial requerida.

Mayor predisposición a la aparición de tumores
Los primeros resultados revelan que los pacientes con trasplante de corazón, los únicos enviados de forma rutinaria para revisión, son los que más se asocian a cáncer de piel, seguidos de los de riñón e hígado, que son remitidos al dermatólogo sólo cuando lo solicita el paciente o el especialista lo cree preciso.

La inmunosupresión a la que están sometidos los pacientes trasplantados para prevenir el rechazo del órgano recibido los predisponen a una mayor incidencia de tumores que a la población con el sistema inmunológico activo. Al perder la capacidad de resistir a infecciones y a la extensión de células cancerosas, el cáncer cutáneo se convierte en el proceso maligno más frecuente en estos pacientes y su evolución, además, puede ser más agresiva. Asimismo, el riesgo de padecer cáncer de piel es directamente proporcional al tiempo transcurrido desde la realización del trasplante, por lo que las probabilidades de sufrirlo se incrementan con los años.

Los dermatólogos de La Fe han observado que no hay diferencias entre los fototipos de piel y la aparición de tumores; tanto en las personas de tez clara como en las de tez más oscura se constata la misma tendencia a padecer cáncer de piel no melanoma. No obstante, han comprobado que sí existe asociación entre los tumores y las quemaduras solares, ya que el cáncer de piel está directamente relacionado con la cantidad de exposición al sol, y además aparecen de forma más precoz después del trasplante que lo que se recoge en la literatura médica.

Cuidado integral y multidisciplinar
A través de los programas de apoyo a la investigación del Instituto de Investigación Sanitaria-La Fe, la doctora Begoña Escutia, de la Unidad de Dermatología del hospital, es la responsable de llevar a cabo este estudio, que sigue en fase de desarrollo. Se trata, en definitiva, de “integrar al dermatólogo en el cuidado multidisciplinar de los pacientes trasplantados, no sólo para conocer la epidemiología de la patología cutánea sino también para optimizar su manejo y educar para prevenir, en lo posible, cualquier patología que contribuye a su morbilidad y mortalidad”, señala la doctora.

El Hospital Universitari La Fe es uno de los centros con mayor experiencia en trasplante de órganos sólidos. Se realiza una media de 250 trasplantes al año que incluyen hígado (115 /año), corazón (33/año), riñón en edad pediátrica (9/año), riñón en adultos (72/año), pulmón (23/año), páncreas (4/año) y de forma ocasional compuestos de varios órganos.

Subir