1 de diciembre de 2020 1/12/20

Un curso acercará a las personas mayores sordas a las nuevas tecnologías

    Un curso introducirá en el mundo de la informática a las personas mayores sordas de la ciudad de Valencia, con el objetivo de que este colectivo de ciudadanos se familiarice con las nuevas tecnologías.

    El seminario, de tres semanas de duración, estará impartido por un profesor especializado y un intérprete de la lengua de los signos, y tratará contenidos como el manejo del ordenador, internet, el correo electrónico y la práctica con cámaras digitales.

    La iniciativa se enmarca en el programa "Nuevas Tecnologías para Mayores" que el Ayuntamiento de Valencia puso en marcha el pasado mes de noviembre a través de la Concejalía de Bienestar Social e Integración y la Obra Social de Caja Castilla La Mancha, y cuenta con la colaboración de la Federación Valenciana de Sordos (FESORD).

    La concejala de Bienestar Social, Marta Torrado, ha subrayado que se trata de no dejar de lado a las personas mayores con un "déficit específico para la comunicación" como puede suponer la sordera, ya que, a su juicio, para ellos el acceso a las nuevas tecnologías es si cabe más necesario y positivo, "porque les permite utilizar un instrumento de conexión con el mundo".

    Según Torrado, los mayores aprenderán en el curso a acceder a todo tipo de información, disponer de una nueva vía de comunicación con la sociedad, conocer a otras personas y compartir experiencias y sentimientos, de modo que "se pueden evitar problemas de soledad y de aislamiento como los que suelen sufrir las personas sordas".

    Por su parte, la Obra Social de Caja Castilla La Mancha ha diseñado este programa, pionero en la Comunitat Valenciana, para "permitir conectar a todos los mayores de 60 años a una sociedad en la que el acceso a la información se convierte en una condición necesaria para ser ciudadanos del mundo".

    Torrado ha apuntado, además, que la iniciativa surge del interés del Gobierno municipal por el colectivo de personas mayores, y que el Ayuntamiento pretende dar continuidad a los cursos, contando con la ayuda de la Obra Social de Caja Castilla la Mancha.

    Subir