29 de octubre de 2020 29/10/20

Cultura presenta la nueva muestra de Tresors del Arxiu del Regne

    El Archivo del Reino de Valencia va a exponer, en su actividad divulgativa los "Tesoros del Archivo del Reino", la bula de beatificación de San Luís Bertrán, 1608. Esta actividad divulgativa trata de dar a conocer, de forma puntual y cada dos meses, aquellos documentos que se consideren más representativos de los fondos del Archivo del Reino de Valencia, considerado como uno de los mejores archivos de España por los fondos y la continuidad de las series documentales que conserva.

    Luis Bertrán Eixarch nació en la ciudad de Valencia el dia 1 de enero de 1526, hijo del notario Luís Bertrán y de Juana Eixarch. Su bisabuela Úrsula Ferrer, casada con Juan Bertrán, fue sobrina de San Vicente Ferrer. Con 16 años abandona la casa familiar para peregrinar al sepulcro del Apóstol en Santiago de Compostela. A su vuelta expresa su deseo de ingresar en el Noviciado de los Dominicos de Valencia, pero debido a la negativa de sus padres tiene que posponerlo hasta el año 1544, fecha en la que, con 18 años, recibe el hábito dominico. Concluidos los estudios institucionales fue ordenado sacerdote en 1547.

    Poco después fue enviado al recién fundado Convento de la Santa Cruz en Llombai. En 1549 muere su padre y es destinado a Valencia y nombrado maestro de Novicios y de Estudiantes, ya que la transparencia y austeridad de su vida, hace que sea considerado como la encarnación viviente del ideal dominico. A raíz de la gran peste que asoló Valencia entre 1555 y 1557, muchos religiosos fueron repartidos por otros conventos, tocándole ir al de Santa Ana de Albaida, al frente de cuya comunidad estuvo algún tiempo, volviendo a Valencia en 1560.

    Fue misionero en América. El 14 de febrero de 1562 partía rumbo a Nueva Granada, donde estuvo viviendo por espacio de siete años, pero centró su actividad misionera en Cartagena de Indias. Ante la imposibilidad de frenar los abusos de los encomenderos españoles que impedían la evangelización y tras consultar con fray Bartolomé de las Casas, también dominico, optó por volver a España. Era el año 1569. En 1570 fue elegido Prior del Convento de San Onofre en Museros y en 1575 pasó a ostentar el cargo de Prior del Convento de Predicadores de Valencia.

    Concluido el tiempo de mandato desempeñó aún, por última vez, el cargo de Maestro de Novicios, ejerciendo este ministerio durante 3 años. Después de una larga y penosa enfermedad muere en Valencia el 9 de octubre de 1581, a los 55 años, junto a su gran amigo el Patriarca San Juan de Ribera. Fue beatificado en 1608 por el papa Paulo V y canonizado en 1671 por Clemente X.

     

    Subir