24 de septiembre de 2020 24/9/20

La Cremà de las Fallas dejó 2.500 toneladas de cenizas, 300 menos que el año anterior

La Cremà de las Fallas dejó 2.500 toneladas de cenizas, 300 menos que el año anterior   - (foto 1)
  • El número de toneladas de residuos sólidos recogidos entre el 14 y el 19 de marzo fue de 7.400

  • La bicicleta se abre paso en las Fallas tras la puesta en servicio de Valenbisi

MÁS FOTOS
La Cremà de las Fallas dejó 2.500 toneladas de cenizas, 300 menos que el año anterior   - (foto 2)
La Cremà de las Fallas dejó 2.500 toneladas de cenizas, 300 menos que el año anterior   - (foto 3)
El número de toneladas de residuos sólidos recogidas en las calles de Valencia por los Servicios Municipales entre los días 14 y 19 de marzo ascendió a 7.400, 200 más que el pasado año. Sin embargo el número de toneladas de cenizas generadas por la cremà fue de 2.500, 300 menos que el año pasado. Esta disminución ha sido atribuida por el Concejal de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ramón Isidro Sanchis, al menor tamaño de buena parte de los monumentos debido a la crisis.

Los Concejales de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez; Circulación y Transportes, Alfonso Novo, y el ya citado Ramón Isidro Sanchis, han ofrecido una rueda de prensa conjunta para explicar a los medios de comunicación las principales incidencias registradas en sus respectivas áreas de gestión. A esta información hay que añadir la que adjuntamos en nota de prensa, remitida desde la Concejalía de Sanidad, en la que la Concejal Lourdes Bernal da cuenta de las actuaciones en cuanto a controles e inspecciones sanitarias.

Un millón de personas al día
El primero en intervenir ha sido Alfonso Novo, quien ha destacado que en unas fallas en las que se estima un millón de visitantes diarios durante los días 18 y 19, se ha reducido el tráfico y ha habido más gente andando y más gente en bicicleta. Por otro lado, respecto a las entradas a la ciudad durante los últimos cuatro días ha destacado un crecimiento en todos los principales accesos: un 12% en la V21; un 9% en la CV35; un 5% en la A3, posiblemente relacionado este menor incremento con la entrada en servicio del AVE, a excepción de una disminución del 5% (El Saler). También se ha registrado un incremento en la circulación en las rondas y bulevares periféricos.

Alfonso Novo ha destacado la normalidad en todos los aspectos, así como la disminución del tráfico en la ciudad de forma especialmente significativa durante el día 19. Por el contrario, la vía de mayor tráfico ha sido la Avenida Peris y Valero, también debido a los cortes en algunas calles próximas como Centelles o Matías Perelló, y a la proximidad de fallas como las de Cuba-Literato Azorín, y Sueca.

Respecto al número de pasajeros transportado por la Empresa Municipal de Transporte, se ha registrado un aumento de 49.000 con respecto al año pasado si contamos el periodo comprendido entre el 13 y el 19, pero un descenso de 51.000 si sólo contamos entre el 15 y el 19. Ello se debe fundamentalmente al paro de 24 horas del día 18, “pese a que se han cumplido y respetado los servicios mínimos”. En el periodo comprendido entre el 1 y el 19 de marzo, el incremento de usuarios ha sido de 70.000 con respecto a las Fallas 2010.

El Concejal de Circulación y Transportes ha ofrecido los resultados en relación a un servicio, Valenbisi, que no existía en las Fallas 2010. Ha recordado que algunas estaciones fueron bloqueadas debido al emplazamiento de fallas, y otras, como las de la Plaza del Ayuntamiento, quedaban fuera de uso entre las 12 y las 15 horas con motivo de la mascletà.

La mayor incidencia, en el momento de ofrecer esta información, es la no devolución de nueve bicicletas, pero lo más destacable es que este servicio que tanto éxito ciudadano está teniendo, ha sufrido pocos actos vandálicos y, por el contrario, ha sido muy utilizado: más de 130.000 usuarios desde el día 15 y un total de 26.000 sólo el día 17. Cada bicicleta se ha utilizado una media de 12 veces al día entre el 15 y el 19, y el número de altas ha continuado creciendo hasta llegar a 320 altas diarias, frente a las 191 de media anteriores, los que supone un incremento del 167%.

En el momento de redactar esta información, el único punto sensible de la ciudad en cuanto a afluencia de tráfico se situaba en la calle de La Paz y el entorno de la Plaza de la Virgen, debido al número de ciudadanos que querían acercarse a visitar el monumento floral de la Ofrenda.

6.349 controles a motocicletas
En su intervención, el Teniente de Alcalde y Delegado de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez, ha destacado que de las 386 fallas de la ciudad, 236 han sido inspeccionadas y 95 han sido protegidas durante la cremà. Esta tarea la han realizado 305 bomberos de la ciudad de Valencia y otros 36 de bomberos invitados, procedentes de poblaciones tan distintas como Béjar, Cartagena o Ribarroja. En total han contado con 185 vehículos.

El Pilar fue la última falla importante, de Sección Especial, cuya cremà fue minuciosamente protegida por los bomberos de Valencia. Empezó a arder, sin ninguna incidencia, pasadas la 4 de la madrugada.

Respecto a las actuaciones policiales, el Delegado de Seguridad Ciudadana ha destacado que no han sido especialmente importantes, ni siquiera durante los dos últimos días. Se ha referido a las actuaciones y servicios realizados en el barrio de El Carmen, con relación a la venta ambulante y a los puestos de venta de productos cárnicos, 8 de los cuales fueron inutilizados retirando las espitas para hacer uso del gas butano. También hay que señalar algunos incidentes ocasionados por el lanzamiento indiscriminado de cohetes borrachos.

En cuanto al control de tráfico, Domínguez ha dicho que han sido controladas 6.349 motocicletas, de las que solamente una ha sido inmovilizada por no llevar casco, otras 30 por carecer de seguro, y una más por escape libre. Se han impuesto 171 denuncias.

Igualmente se ha referido a los servicios de control de la venta y uso de material pirotécnico, del que se han incautado 139 kilos. El número de locales de venta de material pirotécnico han sido 116 y se han puesto 31 denuncias.

Los locales y carpas falleras inspeccionadas han sido 190, con el resultado de 4 verbenas denunciadas por no cumplir los horarios establecidos.

El número total de ciudadanos identificados por la Policía Local ha sido de 817, entre los que se ha procedido a 82 detenciones. Hay que añadir 64 denuncias por mendicidad en la vía pública, 272 servicios humanitarios, y 87 denuncias por lanzamientos de petardos.

1.200 operarios han limpiado cada día la ciudad
El Concejal Ramón Isidro Sanchis ha comenzado su balance agradeciendo el trabajo realizado a los 1.200 operarios que cada día han trabajado en tareas de limpieza en la ciudad que en muchos casos han debido realizar en condiciones especialmente difíciles y en lugares muy concurridos. Esta cifra supone 450 operarios más que durante el resto del año. El número de trabajadores dedicados al barrido manual ha sido de 280, mientras que el resto han sido tareas más especializadas realizadas con el concurso de 50 vehículos barredoras, 10 cisternas y 10 vehículos de baldeo.

El número de toneladas de residuos sólidos urbanos recogidos en las calles de Valencia entre el 14 y 19 de marzo ha ascendido a 7.400, lo que supone un incremento de 200 toneladas respecto a 2010 y un descenso de 100 toneladas respecto a 2009. Sin embargo, las toneladas de cenizas generadas por la cremà de las casi 400 fallas de la ciudad se ha cuantificado esta vez en 2.500, 300 menos que el año pasado y 900 menos que en el año 2008, en que fueron 3.400.

Ramón Isidro Sanchis ha atribuido este descenso a la reducción del tamaño de muchos de los monumentos como consecuencia de la crisis económica que estamos viviendo.

El Concejal ha informado de que en el Centro Histórico se ha aumentado en 500 el número de contenedores y que este incremento ha sido de 250 en el barrio de Ruzafa. Estas cifras las ha facilitado antes de revelar que el número de papeleras quemadas asciende a 1.153, frente a las 1.137 del pasado año, mientras que en el caso de los contenedores el aumento ha sido de 100 a 108.

Ramón Isidro Sanchis ha criticado estos actos vandálicos que suponen además un importante desembolso para el Ayuntamiento, ya que cada papelera tiene un precio que oscila entre los 30 y 40 euros. Igualmente se ha referido a la falta de conciencia medioambiental de quienes arrojan al suelo botes, botellas y otros objetos “cuando en la práctica totalidad de los casos tenían un recipiente a una distancia inferior a 10 metros”.

No se han podido ofrecer todavía datos en cuanto a los desperfectos en jardines, si bien se ha constatado una presencia mayor a otros años de personas comiendo e “incluso durmiendo” en bancos y zonas ajardinadas “debido a la falta de recursos”.

 

Subir