23 de febrero de 2020 23/2/20

El Clínico incorpora la última tecnología en la detección precoz de cáncer de piel

El Clínico incorpora la última tecnología en la detección precoz de cáncer de piel - (foto 1)
  • Se trata de un equipo que toma imágenes panorámicas de la piel a través de una videocámara de alta definición

  • El objetivo es almacenar y constituir un "mapa de lunares" que permita ver la evolución de estos en cada paciente

  • Permite un diagnóstico más exacto y evita extirpaciones innecesarias de lunares inofensivos

El servicio de Dermatología del Hospital Clínico de Valencia ha incorporado recientemente un nuevo equipo de última generación que permite avanzar en la detección precoz de melanomas. Se trata de una tecnología que cuenta con una videocámara de alta definición que permite fotografiar y hacer un mapa de los nevus melanocíticos (conocidos comúnmente como lunares) de cada paciente y almacenarlos con la finalidad de poder hacer un seguimiento de la evolución de estos.

El objetivo: la detección precoz

La principal finalidad del equipo es anticiparse en el tiempo y detectar de forma precoz aquellas lesiones en la piel que tienen riesgo de evolucionar a un melanoma. Según explica el Dr. José María Martín y el Dr. Miguel Rubio, especialistas del servicio de Dermatología del Hospital Clínico "Con esta cámara de alta resolución podemos llevar a cabo un control más objetivo de la evolución de los lunares y anticiparnos en el tiempo ya que permite conocer qué lunares son los más peligrosos antes de que puedan ocasionar problemas para el paciente. Nos permite vigilarlos de forma muy precisa y extirparlos en caso de necesidad".

El equipamiento permite además marcar las imágenes digitalmente y realizar microfotografías de alta resolución de las mismas, por lo que se dispone de una información mucho más precisa que la simple observación ocular.

Otra de las ventajas, según explican los especialistas es que "se evitan cirugías innecesarias porque se realiza un control exhaustivo de las lesiones potencialmente peligrosas, con lo que ganamos en calidad asistencial y el consiguiente ahorro económico".

Banco de 460.000 imágenes

El servicio de Dermatología del Clínico fue pionero en 2004 en adquirir una tecnología similar y en diez años se ha conseguido un banco de cerca de 456.000 de más de 3.000 pacientes. El equipo que se ha incorporado ahora al Servicio toma imágenes en alta resolución y permite hacer ampliaciones de hasta 70 veces. Además dispone de un software con una mayor capacidad de almacenamiento.

El servicio de Dermatología atiende al año una media de 17.000 consultas externas en el Hospital Clínico y realiza unas 4.200 cirugías. Entre las consultas más frecuentes se encuentran las lesiones melanocíticas y los carcinomas cutáneos.

60 casos de Melanoma al año

El melanoma es un tumor maligno que afecta fundamentalmente a la población joven, cuya incidencia está aumentando considerablemente en los últimos años. En el Hospital Clínico de Valencia se diagnostican de media unos 60 casos al año. El objetivo de este equipo recientemente incorporado es que las lesiones se detecten de manera muy precoz y que no lleguen a melanomas.

Según explica el dr. Martín, "Los melanomas no son dolorosos, la primera señal de alarma es el cambio en el tamaño, forma o color de los lunares. También pueden aparecer como un lunar nuevo". Según explican los especialistas "Hay algunos signos que nos pueden ayudar a distinguir un lunar normal de un melanoma, como son: la asimetría, bordes irregulares, el color o el tamaño. Los colores más peligrosos son el rojizo, azulado o blanquecino y los que miden más de 6 mm. Aunque hay que añadir que los lunares son muy frecuentes y que la gran mayoría son benignos".

Subir