27 de septiembre de 2020 27/9/20

Choque entre vecinos y Ayuntamiento por las nuevas modificaciones de la EMT

Choque entre vecinos y Ayuntamiento por las nuevas modificaciones de la EMT - (foto 1)
  • Las comunidades de vecinos rechazan parte de la nueva remodelación del transporte de autobús metropolitano y piden al consistorio que se cuente con ellos en la toma de decisiones

MÁS FOTOS
Choque entre vecinos y Ayuntamiento por las nuevas modificaciones de la EMT - (foto 2)

Los vecinos de Orriols han protestado recientemente por la modificación de la línea 11 de autobús que prevé aprobar el Ayuntamiento y que eliminaría una parada muy cercana a un centro médico que sirve a la zona.

Desde la Asociación de Vecinos, su presidenta Mª Carmen Barceiro explica que el nuevo recorrido elimina una de las paradas más vitales para el barrio ya que dicho centro médico da servicio no solo a los vecinos de Orriols sino también a Torrefiel y Campanar: “Las personas que van al médico es porque tienen algún tipo de dolencia; si encima les alejas la parada de autobús y han de caminar mucho más me parece una auténtica temeridad”.

Además, en una carta remitida al alcalde, Joan Ribó, al concejal de Transporte, Giuseppe Grezzi y a la propia Empresa Municipal de Transportes (EMT), defienden que esta parada que se eliminaría fue muy difícil de conseguir hace 16 años, “cuando hicimos recapacitar a la EMT de que era peligroso y que queríamos que pasara por el Ambulatorio, una parada lo más cerca posible”. En esta misma linea, reiteran que no se trata de un “capricho” y que la línea recta que pretende trazar la nueva línea de autobús sirve a criterios de rentabilidad: “La EMT es servicio público, no tiene que atenerse a los términos economicistas, sino humanos y sociales”.

Descontento con el nuevo diseño

Pero no es el único barrio que está en desacuerdo con las modificaciones de algunas líneas de EMT que está haciendo el actual equipo de gobierno. Precisamente ayer se dieron cita una treintena de grupos vecinales para estudiar los resultados de las reuniones que ha mantenido cada asociación con la EMT.

La percepción general, tal y como ha reconocido esta mañana la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, María José Broseta, es descontento ya que no se ha contado con los vecinos para diseñar los planos y se les ha mostrado ya concluidos: “Nos hubiera gustado tener información antes del diseño final”, lamenta Broseta.

En total, se pretende modificar quince lineas de autobús. Pese al rechazo de los distritos, el plan parece que seguirá adelante aunque seguirán también las reuniones con los vecinos para tratar de llegar a acuerdos.

Subir