4 de diciembre de 2020 4/12/20

Cerca de 40.000 personas visitan la muestra de Guastavino en el Centre del Carme

  • La exposición, que terminaba este domingo, se prorroga hasta comienzos de abril

La muestra que el Consorcio de Museos ha organizado en homenaje al arquitecto valenciano más importante del siglo XIX ha supuesto, según el Secretario Autonómico de Cultura, Rafael Miró “un auténtico éxito de público ya que en sólo dos meses el Centro del Carmen ha recibido cerca de 40.000 visitas. Siempre es un orgullo tener que prorrogar una exposición gracias al interés despertando entre el público. Por otro lado, con la celebración de las Fallas en Valencia son muchos los turistas que visitan nuestra ciudad demandando una oferta cultural de calidad y esto constituye también una buena oportunidad paracontinuar promocionando nuestras grandes exposiciones”.

La exposición, que se exhibe en la sala capitular del Centro del Carmen, se prorroga y se mantendrá abierta al público hasta comienzos de abril.

Para Miró “una de las mayores apuestas de la línea expositiva del Consorcio de Museos es la recuperación de artistas valencianos de los siglos XVIII y XIX.  La buena acogida de esta exposición es la prueba de que este trabajo que consideramos tan importante está llegando a los ciudadanos y que gracias a esta exposición se reconozca la labor de uno de los valencianos más internacionales que cambió la imagen de la ciudad de Nueva York”.

Rafael Guastavino Moreno (Valencia, 1842-Baltimore, 1908) está considerado uno de los arquitectos españoles de mayor proyección internacional, sobre todo en EEUU (encontramos numerosos ejemplos de su arquitectura en Nueva York, Boston, etc) gracias a sus innovaciones técnicas.

El Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana exhibe en el Centre del Carme una exposición que analiza, con motivo del centenario de su muerte, el trabajo de la Compañía Guastavino en los Estados Unidos desde la perspectiva de la Historia y la Crítica Arquitectónicas, perfilando su papel en la Historia de la Arquitectura norteamericanas.

La muestra está integrada por un total de 120 fotografías actuales e históricas, y material documental norteamericano de alcance global que refleja el momento histórico en el que este arquitecto y su compañía desarrolla su actividad.

Rafael Guastavino
Nacido en Valencia en 1842, Rafael Guastavino Moreno se traslada a Barcelona en 1861 para comenzar sus estudios en la Escuela de Maestro de Obras de la Ciudad Condal. Comienza su trayectoria profesional como constructor y arquitecto en 1866, antes de haber terminado sus estudios.

Según la comisaria de la exposición la historiadora, Mar Loren, “sus primeras obras responden al acelerado crecimiento de la ciudad y su despertar industrial, concentrándose en el mercado de las arquitecturas residenciales burguesa del ensanche y en la construcción de contenedores para las nuevas actividades industriales”.

Rafael Guastavino comienza ya en los inicios de su carrera a presentar sus ideas en exposiciones nacionales e internacionales, buscando conscientemente una proyección de sus primeros trabajos en España.

Su llegada a Estados Unidos con su hijo Rafael Guastavino Expósito en 1881, la fundación de su propia Compañía Constructora en 1888, la modernización del sistema tabicado cerámico y su proyecto empresarial desembocan en la reinvención de un nuevo tipo de espacios públicos para la metrópolis americana moderna. Sus formas cerámicas abovedadas cualifican el espacio colectivo y se introducen en la nueva realidad estadounidense.

En 1883 comenzó la carrera profesional de Rafael Guastavino en Estados Unidos, cinco años después funda su Compañía constructora y dos años más tarde abre su propia fábrica de productos cerámicos, manteniendo durante los primeros años la doble actividad profesional de arquitecto y constructor como traslación de su concepción integradora de diseño arquitectónico y construcción. A partir de 1886 Guastavino abandonó el ejercicio de la arquitectura y su trabajo como constructor se convierte en el vehículo definitivo para integrarse en el mercado estadounidense.

Para Mar Loren “Los Guastavino son testigo de la redefinición de la identidad nacional que tiene lugar en el cambio de siglo XIX al XX, con un cambio profundo de su población que desde este momento se caracterizará por una nueva diversidad étnica y religiosa llegada de todos los rincones del mundo en busca del sueño americano. Diversidad, cultura y una nueva conciencia colectiva junto con el primigenio y sagrado poder del dinero son parámetros que conforman las políticas de identidad nacional y van a dar forma a la ciudad moderna estadounidense”.

En arquitectura existe un esfuerzo unánime, independiente de las formas utilizadas, por formular una arquitectura nacional, marcando la Segunda Guerra Mundial el final de este período. Este momento histórico coincide con el momento de mayor producción de la Compañía Guastavino cerrando el ciclo principal de producción la década de la Depresión.

Visionario, innovador, arquitecto, artista, ingeniero, constructor... la terminología no ha alcanzado a definir el trabajo del fundador de The Guastavino Company. Junto con su hijo, Rafael Guastavino Expósito, la Compañía construye hasta el día de su cierre en 1962 más de 1000 edificios y en su conjunto más de 3.000 intervenciones que se concentran en su mayoría en Estados Unidos (más de la mitad en Nueva York), aunque construyó en otros países como Canadá, India o Cuba.

Metropolitan Museum, Columbia University, Grand Central Terminal, Federal Reserve Bank, en Nueva York, Harvard University y Boston Public Library en Boston, National Museum, the National Academy of Science, the National Archives, en Washington, iglesias en toda la geografía estadounidense, se cuentan entre los edificios y conjuntos en los que participó junto con los arquitectos de más prestigio profesional del momento y que ahora son parte inseparable de su patrimonio arquitectónico. Cuando en febrero de 1908 fallece Rafael Guastavino i Moreno The New York Times publica una necrológica en la que lo describe como the architect of New York —el arquitecto de Nueva York.

Este año el Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana recuerda el Centenario de su muerte precisamente con una exposición que presenta en Valencia, ciudad que lo vio nacer, su obra en Estados Unidos haciendo especial énfasis en su labor en la construcción de la ciudad neoyorkina. Los espacios que construyó en el cambio del siglo XIX al XX son ahora parte inseparable de la iconografía urbana americana, consideradas fragmento indiscutible del Patrimonio Arquitectónico del país.


Subir