26 de octubre de 2020 26/10/20

El cardenal Cañizares confiere la ordenación en Valencia a tres diáconos Franciscanos de María

El cardenal Cañizares confiere la ordenación en Valencia a tres diáconos Franciscanos de María - (foto 1)
  • En la capilla del Palacio Arzobispal

MÁS FOTOS
El cardenal Cañizares confiere la ordenación en Valencia a tres diáconos Franciscanos de María - (foto 2)
El cardenal Cañizares confiere la ordenación en Valencia a tres diáconos Franciscanos de María - (foto 3)
El cardenal Cañizares confiere la ordenación en Valencia a tres diáconos Franciscanos de María - (foto 4)

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha ordenado en la capilla del Palacio Arzobispal a tres diáconos de la Asociación Pública de Fieles de Derecho Pontificio Franciscanos de María.

Los tres diáconos son José Raúl Marroquín Monroy, de 26 años y de Guatemala; Anselmo Adzaklui, de 28 años y de Togo; y Daniel Gnangba, de 30 años y de Togo, han indicado desde la asociación pública de fieles.

La ordenación tuvo lugar en Valencia porque “debido a la pandemia del Covid-19, no han podido viajar a Venezuela, a la diócesis donde están incardinados, situación que no sabemos cuándo podrá resolverse, además de los problemas internos que tiene ese país y que hacen especialmente difícil los viajes en este momento”, han precisado desde Franciscanos de María.

Los Franciscanos de María tienen presencia en la diócesis de Valencia desde los primeros años de su fundación por el sacerdote Santiago Martín en 1988 en Madrid, donde recibieron en 1993 la aprobación eclesiástica como Asociación Pública de Fieles de Derecho Diocesano. La aprobación pontificia la concedió en 2007 el Papa Benedicto XVI y en 2012, la definitiva. 

Su carisma es “la espiritualidad del agradecimiento a imitación de la Santísima Virgen y de San Francisco de Asís” y se organizan en dos niveles, el de los laicos y el de los consagrados. Están presentes en 31 países y en España existe una casa de formación para los futuros religiosos y sacerdotes de vida común.

Subir