elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Calabuig reivindica el papel del Ayuntamiento "como administración más cercana al ciudadano"

Calabuig reivindica el papel del Ayuntamiento "como administración más cercana al ciudadano" - (foto 1)
  • El portavoz socialista lamenta "el seguidismo de Barberá hacia la ley de Régimen Local que quita competencias en servicios sociales"

El portavoz del grupo municipal socialista, Joan Calabuig, ha reivindicado el papel de los Ayuntamientos como “administración más cercana al ciudadano” frente al ataque que ha supuesto la reforma de la ley de régimen local impulsada por el Partido Popular”. “Si hace 35 años el reto de los Ayuntamientos fue la consolidación de la democracia, de servicios y derechos básicos para la ciudadanía, ahora es el impulso de la actividad económica o la creación empleo y, al contrario de lo que dice la ley, el reforzamiento de los servicios sociales para acabar con la situación de pobreza derivada de los recortes del PP”, ha defendido.

En estos términos se ha pronunciado con motivo del 35 aniversario de la constitución de los primeros gobiernos locales democráticos que se conmemora hoy aunque ha criticado que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, “no tiene nada que celebrar a la vista de que no se ha organizado ningún acto para celebrarlo”.

El portavoz socialista ha destacado que las corporaciones locales han sido “los principales motores del cambio social y los impulsores de los avances más importantes que ha vivido España, dando el protagonismo democrático a la participación ciudadana, entendiendo la gestión desde la coordinación, el diálogo y la participación y consolidando nuevos derechos como la Ley de Dependencia”.

Asimismo, ha recordado que la carta Europea de Autonomía Local, que España firmó el 15 de octubre de 1985 y entró en vigor en marzo de 1989, “considera las entidades locales uno de los principales fundamentos del régimen democrático”. “Y recomienda la defensa y el fortalecimiento de la autonomía local como contribución esencial en la construcción de una Europa basada en los principios de democracia y descentralización del poder para administrar de manera eficaz y próxima a la ciudadanía”, ha argumentado.

Por el contrario, ha asegurado que Barberá “debe estar conforme con el ataque de su partido hacia las administraciones locales, tal y como demostró cuando asistió de palmera al inicio del debate sobre la el Proyecto de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, en el Congreso de los Diputados”.

Calabuig ha recordado que el Partido Popular es la “única” formación que apoya esta medida que supone “acabar con los servicios públicos y su privatización”. En este sentido, ha afeado a Barberá su “seguidismo” hacia una ley que “quita competencias en servicios sociales a los ayuntamientos para entregárselas a la Generalitat”. Un cambio sobre el que ha planteado sus “dudas” al advertir que el gobierno autonómico está “totalmente arruinado” y “sin financiación”.

En consecuencia, ha advertido que la Generalitat “no podrá asumir las nuevas cargas que le impone la ley”, lo que conllevará el “cierre de servicios públicos imprescindibles para las familias trabajadoras”. “Es una medida injusta, que cuenta con el rechazo de todos los partidos políticos y que agravará los recortes sociales”, ha expuesto.

Pero ante este “panorama desalentador” ha criticado el “entusiasmo” de Barberá con una ley que supone “uno de los mayores ataques a la autonomía local y al principio de subsidiariedad”. Así, ha hecho hincapié en que los “recortes en competencias y atribuciones municipales afectarán a los servicios sociales destinados a los colectivos más desfavorecidos como dependientes, niños, mujeres maltratadas o familias sin recursos”. Pero también a las competencias en educación, sanidad o el control sanitario de los alimentos”.

“Con la excusa de la racionalidad, el Partido Popular ha aprobado una ley ideológica para hacer negocio a costa de los derechos consolidados de los ciudadanos y ciudadanas tras 35 años de Ayuntamientos democráticos”, ha asegurado y ha defendido que la reforma “no puede ser a costa de privatizar los servicios que presta la administración más cercana a la ciudadanía”.

Subir