18 de septiembre de 2020 18/9/20

El Ayuntamiento de Valencia ha realizado más de 1.100 controles a los puestos de masas fritas

    Desde la Delegación de Sanidad del Ayuntamiento, la Concejal responsable, Lourdes Bernal ha destacado el compromiso de los empresarios en el cumplimiento de las exigencias municipales, así como en la nula existencia de incidentes en los 170 puestos de masas fritas ubicados durante el período de fallas.

    Bernal ha señalado que “el Ayuntamiento de Valencia, ha realizado un gran esfuerzo para compaginar las cuestiones de protección de la salud pública y seguridad alimentaria, con el desarrollo de las fiestas patronales de la ciudad”.

    Un producto tan tradicional y característico como son los buñuelos y los churros, que se comercializan durante las fiestas, ha sido protegido por su calidad, tanto desde el punto de vista gastronómico como sanitario. Así en los últimos años la Concejalía ha ido incrementando las exigencias sanitarias, pasando de utilizar agua de bidones para su elaboración y limpieza de utensilios, a dotar todas las instalaciones de agua potable mediante acometidas en la vía pública o conducciones de uso alimentario desde los casales o bares que solicitaban la autorización de los puestos.

    La edil ha señalado que “los farmacéuticos del laboratorio municipal encargados del control de aguas de consumo humano, han revisado todos estos puntos de agua de los diferentes puestos, haciendo análisis “in situ”, y tomando posteriormente muestras para su posterior analítica en el Laboratorio”.

    Control de aceites
    Otro de los puntos fuertes de la inspección municipal según Bernal, ha sido el control de los aceites de fritura. “Hemos pasado de determinaciones analíticas muy laboriosas y sin ser del todo fiables, a disponer de tres equipos de Inspectores Farmacéuticos, que controlan con total garantía, las condiciones higiénicas de los puestos, aseveró la edil. “Cuentan con analizadores electrónicos que les permiten obtener de forma inmediata los resultados cuantitativos de la calidad de los aceites, permitiendo indicar al titular del establecimiento la necesidad de cambiar el mismo si fuera necesario”, informó Bernal.

    Por otro lado el Ayuntamiento de Valencia ha exigido a los titulares de los establecimientos la presentación del contrato de la empresa autorizada en gestión de residuos, para la retirada periódica de los aceites.

    Tras estos años de trabajo, la labor inspectora enfocada tanto en la educación sanitaria de los manipuladores, como en la preservación de la salud de los consumidores, ha dado sus frutos según confirmó Bernal, “los establecimientos han presentado mejores condiciones sanitarias tanto en la manipulación como en las instalaciones. La mayoría de los manipuladores poseen los títulos que les acreditan los conocimientos en higiene alimentaria y han presentado ropa de trabajo adecuada. La presencia de pila manos de agua caliente, ha mejorado la higiene de los manipuladores y de los utensilios. Por último, la conservación y exposición de los productos a la venta en vitrinas se ha cumplido por parte de la inmensa mayoría”, aseguró la edil.

    Bernal ha querido concluir, felicitando a los inspectores por su labor en estas fiestas, así como a los titulares de los establecimientos por su compromiso con la salud de los valencianos.

    Subir