22 de febrero de 2020 22/2/20

El Ayuntamiento hará frente al pago del canon de las regatas previas con el dinero que reingresó tras rescindirse el primer contrato con ACM

El Ayuntamiento hará frente al pago del canon de las regatas previas con el dinero que reingresó tras rescindirse el primer contrato con ACM - (foto 1)
  • Rita Barberá atribuye al mayor endeudamiento del Ayuntamiento, “a que estamos haciendo de Valencia una gran ciudad sólo con nuestro esfuerzo”

“Cuando se rescindió el contrato anterior guardé el dinero que nos devolvieron de la America’s Cup para destinarlo a la America’s Cup”. Con este juego de palabras la Alcaldesa ha explicado a los medios de comunicación que el dinero que va a destinarse al pago del canon para celebrar las regatas previas a la 33 America’s Cup es el que el Ayuntamiento reingresó cuando se rescindió el contrato, firmado inicialmente, tras el litigio planteado por BMW Oracle en la Corte de Nueva York.

La anterior afirmación la ha realizado la Alcaldesa cuando ha empezado a considerar las informaciones aparecidas en prensa en las que se sitúa al Ayuntamiento de Valencia como el segundo más endeudado de España. “Sí, somos la segunda ciudad más endeudada en valor absoluto, pero no por número de habitantes. Zaragoza o Málaga nos superan, y estamos en la media de las grandes ciudades, por debajo del 110% y dentro de la Ley”, ha manifestado.

Rita Barberá ha continuado afirmando que la deuda viva es la suma de lo que queda por pagar “y lo que pagamos para las inversiones”, para añadir que la causa del mayor endeudamiento del Ayuntamiento “es porque estamos haciendo de Valencia una gran ciudad sólo con nuestro esfuerzo”. Se ha preguntado por la casualidad de que “sean dos ciudades gobernadas por el PP las que encabezan esta lista”, para responder a continuación que eso se debe a que “tenemos que invertir con nuestro propio esfuerzo”.

Ha recordado que el Gobierno Central se comprometió a hacer “una sola gran obra en Valencia: la Ronda, y lleva cuatro años de retraso”. Posteriormente ha puntualizado que la deuda de Valencia “no es deuda comercial, a proveedores, sino deuda por inversiones”. Rita Barberá ha defendido que el Ayuntamiento de Valencia tiene una estructura económica saneada. “Ahora hemos pedido dinero para inversiones, y ya verán como acuden los bancos para prestárnoslo”.

Ha establecido comparaciones con el caso de otras ciudades, a diferencia de las cuales la de Valencia “es deuda conocida, mientras que otros crean muchas empresas municipales para derivarles la deuda a ellas. La de aquí es consecuencia del esfuerzo de inversión del propio Ayuntamiento, y lo que parece una cosa tremebunda no lo es tanto, porque tenemos una política de inversiones muy intensa y sin ningún apoyo del Gobierno Central”.

Rita Barberá ha vuelto a recordar el agravio comparativo con otras ciudades a las que, a través de los Presupuestos Generales, “el Gobierno Central les aporta liquidez”, como en el caso de Sevilla, Barcelona o Zaragoza. También se ha preguntado en voz alta “cómo no vamos a tener deudas los ayuntamientos si estamos ejerciendo competencias del Gobierno Central y Gobiernos Autónomos, y las estamos asumiendo con nuestros propios recursos. Rodríguez Zapatero nos está engañando desde hace cinco años. Lo hace cada vez que habla de los Ayuntamientos. Han sido cinco años perdidos, los más pobres para el municipalismo. ¿Por qué será que el Gobierno Central no invierte en nuestra ciudad?".

Subir