3 de marzo de 2021 3/3/21

La actual concesionaria de la grúa de Valencia opta al concurso junto con otras dos ofertas

La actual concesionaria de la grúa de Valencia opta al concurso junto con otras dos ofertas - (foto 1)
  • El concurso sale por un período de ocho años y 66 millones de presupuesto

Tres ofertas se han presentado al concurso para gestionar el servicio de la retirada de coches de la vía pública de Valenica, o lo que es lo mismo el servicio de la grúa.

GobalCleop-Rover Alcisa es una de las tres y precisamente donde figura la empresa matriz de la actual concesionaria, en concurso de acreedores, y en segundo lugar se encueran Eulen con otra firma y en tercero Pavapark Movilidad con una empresa de autobuses.

El concurso sale por un período de ocho años y 66 millones de presupuesto y ya de salida el pliego indica que se deberá abrir hasta un máximo de tres bases aunque la actual se comprometió a cinco y llegó hasta cuatro aunque ha ido cerrando en los últimos meses por estar en concurso de acreedores la firma madre, Cleop.

El contrato de concesión de este servicio se adjudicó en diciembre de 2004 y en julio de 2013 se acordó una segunda prórroga del contrato hasta el 31 de octubre de 2013 o hasta que se adjudique la nueva contrata destinando un presupuesto de 2,7 millones de euros.

La actual gestora es Servicleop y las bases las tuvo en Patraix, en Creu Coberta, Tomás de Montañana y Poble Nou y nunca abrió en Artes y Oficios pero sí lo hizo en Valencia Sud uno para vehículos abandonados.

Precisamente, el ayuntamiento la sancionó con 24.000 euros por incumplir la obligación de ingresar a diario en una cuenta de titularidad municipal el importe recaudado por todos los conceptos del servicio. La empresa alegó que el consistorio siempre le pagado con un gran retraso las facturas.

El mínimo de plazas es de 1.500 para vehículos abandonados, otras 250 para rotación de coches retirados por estacionamiento indebido y 400 más para motocicletas y ciclomotores.

La empresa actual tiene una plantilla de 95 trabajadores y quedarán subrogados a la futura contrata.

Una de las obligaciones incluidas en el pliego es que los equipos dispongan de cámaras fotográficas y de vídeo para «cumplimentar los protocolos», sobre la colocación de señales provisionales por algún evento o acontecimiento.

Todos los vehículos deberán ser fotografiados para «saber con exactitud los que había después de colocar las placas». Y también de tener habilitados los vehículos PDA para realizar servicios en tiempo real.

Subir