19 de febrero de 2020 19/2/20

Más de 5.000 plazas de aparcamientos privados en suelo público podrán ser adquiridas por particulares y empresas

  • El Ayuntamiento saca a información pública la propuesta de modificación pormenorizada del PGOU que adapta la normativa en vigor

  • Las catas de las calles Ruaya y Vinatea han producido casi 800 cajas de restos arqueológicos que datan de la época ibérica hasta la contemporánea

Un total de 5.248 plazas de aparcamiento privado en suelo público podrán ser adquiridas por particulares o empresas. El Ayuntamiento ha dado hoy el primer paso hacia esta posibilidad, en aplicación de la normativa vigente (LUV, Ley de Patrimonio Administrativo), al aprobar hoy la Comisión de Urbanismo someter a información pública la propuesta de modificación de la ordenación pormenorizada del PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) relativa a los aparcamientos privados en subsuelo público, que permitirá vender la parte de suelo público que ocupan estos aparcamientos.

Así lo ha explicado el Concejal Delegado de Circulación, Alfonso Novo, al término de la reunión de la Comisión. En principio, el Ayuntamiento va a trabajar sobre los aparcamientos en situación de concesión administrativa por extensión de una parcela privada vinculada a una edificación. Actualmente son 49 los aparcamientos en los que, para cumplir la reserva obligatoria de aparcamientos, se autorizó, además de la construcción bajo la edificación privada, la ocupación del subsuelo público en régimen de concesión.

Más adelante, se prevé actuar también sobre los aparcamientos de concesión para residentes, sobre los aparcamientos de rotación (este caso es el más delicado, dado que se trata de un servicio público) y, finalmente, los nuevos aparcamientos.

 

Cuando concluya el periodo de exposición pública, se prevé establecer un marco general para los 49 casos iniciales, de manera que, previa solicitud de una determinada comunidad de propietarios o de un promotor, los técnicos municipales realicen una valoración económica basada en los precios de mercado y en variables como el periodo de concesión disfrutado y restante, así como el canon ya pagado al Consistorio y el que queda por pagar.


Alfonso Novo ha rechazado el argumento de que ésta sea una acción del Ayuntamiento para “hacer caja” mediante la venta del suelo, “dado que –ha afirmado- los residentes siempre han manifestado su voluntad de avanzar en este terreno, y se prefiere una plaza en propiedad en lugar de en concesión”. Una vez establecido el precio, cada interesado podrá solicitar la compra si le interesa.

DOS ESQUELETOS DE LA COFRADÍA DE CARNICEROS

El Concejal de Circulación ha informado también sobre las catas arqueológicas en las actuaciones de las calles Ruaya y Vinatea. En este caso, los trabajos ya han concluido y los técnicos han depositado ya 273 cajas con restos arqueológicos en la Sección Municipal de Arqueología. Según el informe técnico, se han hallado restos de numerosas etapas históricas, desde la romana imperial hasta la contemporánea. El hallazgo más singular son dos esqueletos articulados, al parecer pertenecientes a miembros de la medieval Cofradía de Carniceros, sitos en la antigua plaza de Pellicer (la actual confluencia entre las calles Hospital y Barón de Cárcer).

Así mismo, se han depositado otras 500 cajas con restos hallados en las excavaciones de la calle de Ruaya para la construcción de un aparcamiento, que datan desde la época ibérica. Estos trabajos se realizaron en dos fases sobre una superficie de 5.000 metros cuadrados, que coincide con el trazado principal de acceso a la ciudad por la vía Norte.

Con todo ello, se prevé elaborar una publicación especializada que recoja el contenido y características de todo lo hallado, e incluso, en función de su interés, se podría realizar una exposición monográfica.

Subir