elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

¿Saben las empresas actuar ante los brotes laborales y sus consecuencias?

¿Saben las empresas actuar ante los brotes laborales y sus consecuencias? - (foto 1)
  • Los brotes detectados en el ámbito laboral suponen alrededor de un 19% del total registrado en la Comunitat Valenciana

Una de las sensaciones que lleva consigo la pandemia del Coronavirus es la incertidumbre.

Es justo esto, no saber qué hacer ni qué decisión tomar ante contagios, brotes, sospechosos o contactos estrechos, lo que sucede en el seno de las empresas al encontrarse de cara con el COVID-19.

El virus, desde que apareció, puede llegar a una empresa a través de numerosas vías, pero los trabajadores es la principal. Esto hace que muchos empresarios necesiten saber cómo actuar al verse con contagios entre su plantilla o evaluar quiénes han sido y quiénes no los contactos estrechos o sospechosos de estos.

Se antoja complicado, pero queda claro que el papel de las empresas es relevante en la estrategia de detección precoz, vigilancia y control del Coronavirus, sobre todo para frenar su propagación y que afecte a un mayor número de personas.

La prevención es, sin duda, el argumento fundamental que las empresas pueden emplear, ya que deben adaptar su actividad a las recomendaciones y medidas actualizadas con el objetivo de evitar los nuevos contagios. Esto, como no puede ser de otra manera, deberá ser exigido y cumplido por todos los trabajadores.

Establecer un plan de contingencia y unos protocolos a seguir ayuda a manejar la situación de contagios o brotes de origen laboral.

Actuar de manera rápida es fundamental, ya que frenando la expansión del virus mediante más personas se evitará que la enfermedad corra a un ritmo alto.

Por otra parte, tiene que quedar clara la teoría de qué significa ser un caso sospechoso, probable, confirmado o descartado, según la información del Ministerio de Sanidad.

Un contacto estrecho, término que tantas veces leemos y escuchamos desde la irrupción de la pandemia, es otro de los puntos fundamentales para saber qué hacer en caso de haber estado en contacto con algún positivo o sospechoso de serlo.

La mutua UMIVALE, colaboradora con la Seguridad Social, afirma que “en caso de que el trabajador o la trabajadora no se encuentre en su lugar de trabajo, su obligación es comunicarlo cuanto antes a su empresa y a su centro de atención primaria, no salir de casa y seguir las indicaciones. Si los síntomas aparecen en su puesto de trabajo, la empresa debe apartarle cuanto antes de su actividad, limpiar y desinfectar las zonas de permanencia y tránsito habitual, contactar con el Servicio de Prevención para valorar la situación e identificar a los contactos estrechos”.

En caso de realizarse alguna prueba de detección, como la PCR o las pruebas de detección de antígenos virales: si el resultado es negativo y no existe más sospecha, el caso se da por descartado.

Si el resultado fuese positivo, el trabajador deberá permanecer aislado en su domicilio hasta que lo determine el personal del servicio público de salud.

Por lo que respecta a los compañeros, deben ser identificados e informados todos aquellos que sean considerados como contactos estrechos del afectado, con los que haya podido interactuar desde dos días antes de que presentase síntomas o la toma de la muestra para la realización de la prueba.

El personal afectado se mantendrá en aislamiento hasta pasados tres días sin síntomas y habiendo transcurrido un mínimo de 10 días desde el inicio de los mismos.

Todas estas pautas son necesarias para las empresas y sus dirigentes, ya que día a día se registran numerosos brotes de Coronavirus de origen laboral, lo que significa que los trabajadores necesitan un protocolo establecido para saber qué hacer en el caso de que ellos mismos o algún compañero se infecte.

Queda claro que saber qué hacer de forma rápida previene de que se siga propagando el virus en ese mismo entorno o incluso en otros diferentes.

En la Comunitat

Es importante destacar que los brotes detectados en el ámbito laboral, dentro de empresas valencianas, suponen alrededor de un 19% del total registrado en la Comunitat Valenciana.

A mucha distancia se encuentra el ámbito social, que asciende hasta el 72% del total de brotes del territorio valenciano, mientras que el origen educativo de los contagios supone un 6,5% del total.

Hay otros ámbitos como el comunitario, mixto o extracomunitario que podrían considerarse residuales que ocupan alrededor del 3% de los brotes totales de la Comunitat.

Cabe destacar que el 70% de las empresas de la Comunitat Valenciana implementaron durante el estado de alarma medidas de prevención ante el COVID-19.

Las medidas preventivas más utilizadas han sido el distanciamiento social y la restricción del contacto físico entre clientes y proveedores, además del uso de mascarilla y guantes, la desinfección de los puestos de trabajo, el fomento de las reuniones virtuales y la aireación de las instalaciones como medidas habituales en su actividad diaria.

Subir