26 de febrero de 2021 26/2/21

A través del proyecto Empuju, tres jóvenes trabajarán un año en el Ayuntamiento

A través del proyecto Empuju, tres jóvenes trabajarán un año en el Ayuntamiento - (foto 1)
  • Jaime Sanchis, Susana Olivares y Luis Miguel Saldaña son tres jóvenes que comenzaron el 28 de diciembre a trabajar en el Ayuntamiento de Puçol como administrativos

  • Han logrado un contrato de un año a través de un proyecto Empuju, financiado por la Generalitat Valenciana con el apoyo del Fondo Social Europeo

  • El requisito para presentarse a la convocatoria era ser menor de 30 años y no tener experiencia previa en el puesto de trabajo

MÁS FOTOS
A través del proyecto Empuju, tres jóvenes trabajarán un año en el Ayuntamiento - (foto 2)
A través del proyecto Empuju, tres jóvenes trabajarán un año en el Ayuntamiento - (foto 3)
A través del proyecto Empuju, tres jóvenes trabajarán un año en el Ayuntamiento - (foto 4)

El Servicio Valenciano de Empleo y Formación, Labora, convoca cada año una serie de subvenciones destinadas a la contratación de jóvenes por parte de las entidades locales, dentro del Sistema Nacional de Garantía Juvenil. Es lo que se conoce como Empuju, proyecto que en 2020 solicitó el Ayuntamiento de Puçol para contratar tres jóvenes administrativos.

El Empuju 2020 ha sido cofinanciado por el Fondo Social Europeo (que aporta el 80% del presupuesto), con el objetivo de contratar tres jóvenes sin experiencia anterior en el trabajo como administrativos.

«Los criterios para baremar han sido sobre todo académicos», recuerda la concejal de Empleo, Elena Camarero. «Aunque también se ha tenido en cuenta el tiempo que llevaban en el paro y, como marca la convocatoria, que no tuvieran experiencia previa en el puesto de trabajo».

Desde el 28 de diciembre, Susana Olivares, Jaime Sanchis y Luis Miguel Saldaña trabajan en distintos departamentos municipales y, para todos ellos, está siendo una experiencia enriquecedora y muy alejada de las prácticas y becas a las que habían podido optar hasta ahora.

Susana Olivares había estado trabajando hasta la pandemia, pero desde entonces permanecía en casa. «A través del WhatsApp municipal És Puçol vi el anuncio y me presenté en Agencia de Colocación situada en Martínez Coll… a partir de ahí todo ha sido muy fácil».

Asignada a Secretaría, reconoce que su trabajo le está haciendo aprender mucho sobre la administración local, algo de lo que no tenía información y, además, valora especialmente «que estoy trabajando aquí, en el pueblo, y que tengo las tardes libres, lo que me permite seguir haciendo otras cosas».

Formado en el colegio Virgen al Pie de la Cruz y posteriormente con estudios de Contabilidad, Jaime Sanchis había trabajado en la empresa Rent-a-Car en el aeropuerto y luego pasó el verano en Malta, estudiando idiomas, mientras buscaba trabajo… hasta que ha llegado ahora al departamento de Contratación municipal. «Me apunté a todo lo que pillaba y al final ha salido esta oportunidad que, la verdad, es el mejor trabajo que he tenido: buen horario, cerca de casa, un tipo de actividad interesante».

Para Jaime es fundamental encontrar una oportunidad que permita romper el círculo vicioso en que se encuentran los jóvenes cuando acaban la carrera: «en las empresas te piden titulación y experiencia, pero sólo te ofrecen contratos de prácticas, con lo que nunca acumulas esa experiencia que te exigen y así es imposible que te contraten».

Una situación idéntica a la de Luis Miguel Saldaña para el que su estancia en Urbanismo es su primer trabajo oficial: «antes sólo había realizado prácticas en distintas empresas».

Estar apuntado en el Labora es clave para poder optar a las distintas convocatorias que se van publicando y esta la considera ideal porque, al igual que sus compañeros, «puedo compaginar el trabajo matinal y las clases por la tarde, por lo que sigo formándome mientras voy cogiendo experiencia laboral».

Un contrato de un año, «con un salario digno», señalan los tres, y con posibilidades de seguir completando sus estudios. Para estos tres jóvenes, el Empuju que les ha llevado un año al Ayuntamiento de Puçol es un ejemplo a seguir: una oportunidad para conseguir experiencia mientras completan su formación.

Subir