23 de septiembre de 2019 23/9/19

El esfuerzo da sus frutos: la empresa Tisvol contrata a cuatro alumnos del curso de soldador

El esfuerzo da sus frutos: la empresa Tisvol contrata a cuatro alumnos del curso de soldador  - (foto 1)
MÁS FOTOS
El esfuerzo da sus frutos: la empresa Tisvol contrata a cuatro alumnos del curso de soldador  - (foto 2)
El esfuerzo da sus frutos: la empresa Tisvol contrata a cuatro alumnos del curso de soldador  - (foto 3)
El esfuerzo da sus frutos: la empresa Tisvol contrata a cuatro alumnos del curso de soldador  - (foto 4)

Los cuatro alumnos del curso de soldador de aluminio que han sido contratados por la empresa Tisvol recibieron el miércoles 20 de junio un diploma en reconocimiento de su esfuerzo de manos de la alcaldesa de Puçol, Lola Sánchez, y el concejal de Empleo, Enric Esteve. Cristian, Yusef, José Vicente y Ramón, de edades y experiencias laborales muy distintas, partían de cero en el ámbito de la soldadura o no estaban especializados en las tareas de la compañía, pero eso no supuso un obstáculo a la hora de formarse y trabajar duro.

A finales de febrero se puso en marcha un curso teórico y práctico de formación para diez soldadores impulsado por el Ayuntamiento. Los 10 alumnos realizaron prácticas por turnos en la puntera empresa Tisvol de Puçol y los cuatro con mejores calificaciones pudieron solicitar una ampliación de prácticas. Finalmente, la compañía los ha contratado. En su visita a la sede, las autoridades municipales les entregaron un diploma que reconocía su esfuerzo y acreditaba la formación recibida.

Cristian Corbin, de 23 años, nunca había soldado hasta realizar el curso. «Un amigo me habló de esta oportunidad formativa», indicó. Yusef Haitak, de 20 años, había trabajado en Dulce Hola hasta que le despidieron. Aunque algunas veces había visto procesos de soldado en su anterior oficio, nunca los había realizado él mismo.

José Vicente Calvo, de 42 años, trabajó en Ros Casares con anterioridad, «pero esto es diferente, es más técnico», apuntó. Ramón García, de 35 años, contaba con «experiencia en soldar, pero no este tipo de materiales». Estaba en paro y buscaba ofertas para trabajar de soldador, «pero me pedían cursos» que no había realizado. Como a los otros tres vecinos de Puçol, el programa formativo le permitió especializarse en un ámbito que desconocía y, además, obtener un empleo.

Los cuatro soldadores coincidieron en que les va «muy bien, ha sido una experiencia muy grata y agradable. Hemos aprendido, los tutores son muy amables y hay muy buen ambiente».

El concejal de Empleo, Enric Esteve, señaló en el encuentro que era «uno de los días más felices desde que formamos gobierno. En las visitas a empresas, detectamos que había falta de soldadores. El departamento de Empleo ofreció cursos y es satisfactorio ver el fruto de ese trabajo; da sentido a lo que hacemos: queremos ocuparnos de las personas, que tengan un trabajo y una vida digna. Estoy muy emocionado».

La alcaldesa de Puçol, Lola Sánchez, compartió ese sentimiento y remarcó que «el esfuerzo tiene su recompensa, y aquí ha quedado demostrado; el de la empresa, el Ayuntamiento y el vuestro». Lola animó a los nuevos trabajadores a «seguir trabajando, algo que no dudo que así será».

El jefe de Producción de Tisvol, Jesús Navío, destacó el papel de los formadores y dio las gracias a todas las personas involucradas «por una experiencia tan gratificante». También felicitó «a quienes hicieron la selección de las 10 personas que realizaron el curso de soldador. Por cuestiones de agenda, consideramos mejor centrarnos en 4 para que no se resintiera la calidad de la enseñanza».

«Han pasado 120 horas recorriendo la empresa, tiempo durante el que han mostrado sus ganas e ilusión; se lo han ganado. Nos hemos dado un plazo de un año, si siguen poniendo ese empeño, volveremos a vernos el año que viene». Asimismo, Jesús recordó que los recién contratados «no han hecho más que empezar. Ahora comienza lo serio».

El gerente de Tisvol, Juan Luis Martínez, hizo mención «al trabajo de fondo que ha habido durante todo el procedimiento» a cargo de las partes implicadas. A su vez, mostró la satisfacción que sintió tras mantener una reunión con los nuevos soldadores e hizo hincapié en «la implicación y las ganas de absorber conocimientos de la empresa» que demostraron. «Que el recorrido sea largo», deseó.

ocultar
El esfuerzo da sus frutos: la empresa Tisvol contrata a cuatro alumnos del curso de soldador
Subir