19 de junio de 2019 19/6/19

Podemos paraliza las negociaciones del Botànic II a un día de la investidura de Puig

Podemos paraliza las negociaciones del Botànic II a un día de la investidura de Puig - (foto 1)
  • La formación morada exige a Compromís que le ceda las competencias de Medio Ambiente

El futuro del nuevo gobierno valenciano es hoy más incierto que nunca a  menos de 24 horas para la investidura de Ximo Puig. Con las negociaciones enfriadas, en estos momentos todas las miradas apuntan hacia Compromís y Unides Podem, que han paralizado el acuerdo debido a las exigencias de una y otra formación para ocupar las competencias de Medio Ambiente. En concreto, se trata de Cambio Climático y Transición Energética, áreas que durante la legislatura pasada gestionó Compromís, pero que ahora Podemos quiere incluir en su Conselleria de Vivienda.

El punto de inflexión entre las relaciones de ambas formaciones se vivió anoche, cuando la coalición nacionalista decidió abandonar la reunión que mantenía con PSPV y Unides Podem para que sus socios “reflexionaran” sobre las peticiones. Para Compromís, las condiciones para llegar a un acuerdo son claras: Ellos han sido “generosos” al renunciar a la conselleria de Transparencia, y ahora deben ser los otros partidos los que cedan. Así lo comunicó ayer, indignada, la portavoz adjunta de Compromís en Les Corts, Aitana Mas, quien no disimuló las tensas relaciones con Podemos: “Hemos mantenido en todo momento nuestra lealtad, pero una cosa es mantener la lealtad y ser generosos, y otra recibir humillaciones”, subrayó. Cuando empiezas a ceder, indicó la portavoz, “se te pide más y más, y hay otras fuerzas que no ceden absolutamente nada”. Y es que Compromís será la formación más perjudicada en el reparto del nuevo gobierno, ya que pierde una conselleria y rebaja sus competencias de cinco a cuatro –la conselleria que dejan pasa a Podemos-, por lo que consideran que ya han hecho suficientes concesiones.

Sin embargo los nacionalistas no son los únicos disgustados con el reparto de competencias. Si ayer fueron ellos los que se levantaron de la reunión, hoy el punto álgido de las negociaciones lo ha protagonizado Unides Podem al abandonar la sala donde se encontraban las tres formaciones para llegar a un acuerdo. El motivo: Podemos considera que la Conselleria de Vivienda debería incluir las áreas de Medio Ambiente. La negativa de Compromís a ceder, unido a que Podemos ve cada vez más lejana la posibilidad de ostentar una segunda vicepresidencia, llevaron a los morados a marcharse de la reunión. “La negociación está estancado y es límite”, ha asegurado a la salida uno de los negociadores.

La falta de consenso la ha escenificado también el líder de la formación morada, Antonio Estañ, quien ha comunicado que su partido ha planteado “varias vías de desbloqueo que no han sido atendidas”, y esperarán hasta que se tengan en cuenta.

A la vista de este panorama, mañana Ximo Puig podría convertirse en el primer candidato a la Presidencia de la Generalitat que se presenta a la investidura sin un pacto firmado y desconociendo, además, la votación de Unides Podem. El documento, de hecho, estaba previsto que se firmara hoy en Alicante, pero quedó suspendido al no cerrarse el acuerdo.

Para ser investido, Puig necesitaría mayoría absoluta en la primera votación. Es decir, los 52 escaños que suman las tres formaciones. De no ser así, se votaría de nuevo 48 horas después, y en esta ocasión solo sería necesaria una mayoría simple –más votos a favor que en contra-.