3 de marzo de 2021 3/3/21

Salaverría aboga por una televisión que aproveche el potencial transmedia

Salaverría aboga por una televisión que aproveche el potencial transmedia - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Salaverría aboga por una televisión que aproveche el potencial transmedia - (foto 2)
    Salaverría aboga por una televisión que aproveche el potencial transmedia - (foto 3)
    Salaverría aboga por una televisión que aproveche el potencial transmedia - (foto 4)

    El Congreso de la Comunicación Local de la Universitat Jaume I ha abordado en su decimocuarta edición los contenidos transmedia para la televisión de proximidad. El rector de la UJI, Vicent Climent; el director de El Periódico Mediterráneo, José Luis Valencia; el presidente de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, Enrique Soriano; y el catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la UJI, Javier Marzal, han sido los encargados de inaugurar el congreso.

    A continuación, Ramón Salaverría, director del Center for Internet Studies and Digital Life y profesor de periodismo de la Universidad de Navarra ha ofrecido la conferencia inaugural en la que ha afirmado que «el desafío es aprender a aprovechar todo el potencial comunicativo transmedia para comunicar mejor la verdad».

    El investigador ha explicado que los medios y los perfiles profesionales han sufrido cambios profundos. No obstante, ha cuestionado si estos cambios han supuesto una mejora poniendo de manifiesto «el preocupante distanciamiento que se ha producido entre los ciudadanos y los medios, con una polarización ideológica y empobrecimiento del debate público, bajo la apariencia de un diálogo más interactivo y abierto que nunca propiciado por las redes sociales».

    Por otra parte, Salaverría ha señalado que el concepto de transmedia se ha vuelto relevante en la televisión por dos vectores: la digitalización y la evolución de las audiencias. En cuanto a la digitalización, ha destacado, por una parte, el solapamiento que se produce entre los diferentes medios de comunicación y, por otra, la reducción de los costes en la producción de vídeo, poniéndose al alcance de cualquier persona y dándole la posibilidad de atraer a audiencias millonarias.

    Sobre la evolución de las audiencias, el profesor ha explicado que la forma de consumir contenidos ha cambiado y se ha pasado desde una audiencia que era pasiva o como mucho selectiva, con la aparición de diferentes canales, a una audiencia participativa, que ha convertido la televisión en una experiencia social. «Las compañías han perdido el control y aunque los canales preparan los contenidos son las audiencias las que disponen», ha apuntado. En esta línea, ha afirmado que el nuevo eslabón en la evolución de las audiencias es «su perturbador poder disruptivo». Así, ha señalado que muchos espectadores se han vuelto más prescriptores que consumidores y los sujetos que tienen más influencia en la red condicionan a muchos otros en la toma de decisiones.

    En base a este nuevo escenario, Salaverría ha apuntado que no se puede dar la espalda a estos cambios y, por tanto, la televisión del futuro no puede gestionarse como antes, citando como ejemplo de éxito de adaptación a la era tecnológica el caso del Washington Post. Así, ha afirmado que «la receta es renovar los modos, adaptándose a los cambios tecnológicos y la audiencia, pero manteniendo la esencia y preservando los valores profesionales clásicos». Al respecto, ha explicado que diseñar los nuevos productos audiovisuales para la era transmedia implica considerar el papel activo del público y pasar del concepto de programación audiovisual al de planificación multiplataforma, considerando de modo estratégico cómo se va a dar resonancia a un contenido audiovisual y cómo se va a facilitar que los ciudadanos lo compartan.

    Finalmente, ha expuesto tres oportunidades para la televisión de proximidad en las que, según el investigador, las nuevas generaciones de profesionales tendrán la mejor posición para darles impulso. En primer lugar, el despegue de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y el Internet de la Cosas que llevará a procesos altamente automatizados y sujetos a análisis estadísticos y en los que el relato artesanal perderá protagonismo. «Las interfaces propiciadas por el Internet de las Cosas harán que vivamos rodeados de pantallas que estarán en todos los objetos cotidianos», ha apuntado.

    En segundo lugar, ha hecho referencia a la narrativa afirmando que se necesitarán nuevas formas de contar historias que no se centren en la pantalla única convencional, con tecnologías como los 360º, la realidad virtual o la multipantalla que se utilizan actualmente en los videojuegos.

    Por último, ha apuntado que los creadores de contenidos audiovisuales del futuro tendrán que tener en cuenta el carácter social, participativo y abierto de la televisión para hacer contenidos «con el público y no para el público» y en los que se generen experiencias multisensoriales.

    Subir