11 de diciembre de 2019 11/12/19

Una cuarentena de alumnos de segundo de bachillerato de Castelló participan en la IV Olimpiadas Agroalimentarias en la UJI

Una cuarentena de alumnos de segundo de bachillerato de Castelló participan en la IV Olimpiadas Agroalimentarias en la UJI - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Una cuarentena de alumnos de segundo de bachillerato de Castelló participan en la IV Olimpiadas Agroalimentarias en la UJI - (foto 2)

    Una cuarentena de alumnos y alumnas de segundo de bachillerato de diferentes centros de la provincia de Castellón han participado en la fase provincial de las IV Olimpiadas de Ingeniería Agroalimentaria, organizadas por el Grado de Ingeniería Agroalimentaria y del Medio rural, celebrada en la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, donde han hecho una prueba escrita y posteriormente han participado en una cata de aceite y han degustado un almuerzo con productos autóctonos.

    La jornada se ha iniciado con la realización de unas pruebas tipo test de cincuenta preguntas de alguna de las tres ramas de conocimiento que se evalúan y que previamente el estudiantado había elegido: biología, ciencias del medio natural y tecnología.

    Una vez finalizada la prueba escrita, el alumnado ha participado en una cata de aceite con la participación de Myriam Mestre, responsable técnica de Desarrollo Rural y del Departamento de Igualdad de la Federación de Cooperativas Agro-Alimentarías de la Comunidad Valenciana; Fabiola Villamón, ingeniera técnica agrícola de la Cooperativa de San Juan de Moro, graduada por la UJI; y Miquel Juan, responsable técnico de la empresa productora de tomate de colgar «El Penjadis del Mediterrani» de Vall d'Alba y de la bodega «El Celler Barranc dels Cirers» de Benlloc.

    Myriam Mestre ha resaltado durante su intervención la gran demanda de graduados y graduadas en Ingeniería Agroalimentaria que existe actualmente en el sector, porque «se está realizando una renovación generacional del personal técnico y se requieren jóvenes preparados para dar respuesta a las necesidades de adaptación a nuevas condiciones de producción generadas por la creciente influencia del cambio climático, la exigencia de calidad y seguridad en la producción de alimentos y la incorporación de nuevas tecnologías a los sistemas productivos».

    Posteriormente, ha mostrado el proceso de obtención de aceite y ha explicado las características distintivas de las diferentes calidades de aceite y condiciones que tiene que cumplir este para recibir la etiqueta de virgen extra. Mestre ha insistido en las características diferenciales de las variedades autóctonas de olivo de la Comunitat Valenciana y, especialmente, las de la provincia de Castellón, que permiten obtener aceites de mucha calidad y con características muy particulares que no poseen otras zonas.

    Seguidamente, Fabiola Villamón ha explicado las características de la cata de aceite, los matices aromáticos y de sabor que se evalúan y cómo se realiza. Para que no sólo analizaran conceptos teóricos, las dos han proporcionado a las personas asistentes muestras de dos prestigiosos aceites de oliva de calidad virgen extra con características muy diferentes para que pudieran realizar por sí mismos este proceso de cata, siendo guiados en todo momento por los comentarios y aclaraciones de Fabiola.

    Para finalizar, Miquel Juan ha explicado cómo surgió la tradición de producir tomate de colgar y la importancia que en este cultivo tiene el uso de variedades tradicionales para obtener un producto de calidad muy querido por el mercado. A continuación, ha explicado la evolución de la producción de vino en la provincia de Castellón, y cómo, después de la parada de producción que se produjo en los años ochenta, actualmente se está incrementando el interés por este producto producido en su mayor parte por empresas familiares, pero con un planteamiento profesional y arraigado a las tradiciones de la provincia.

     Para acabar los asistentes pudieron disfrutar de un refrigerio a base de estos productos típicos de la provincia, cortesía del «Penjadis del Mediterráneo» y «El Celler Barranc dels Cirers», compuesto por pan con tomate y aceite, jamón y vino. Las IV Olimpiadas de Ingeniería Agroalimentaria se han clausurado con la entrega de diplomas al alumnado participante.

    ocultar
    Una cuarentena de alumnos de segundo de bachillerato de Castelló participan en la IV Olimpiadas Agroalimentarias en la UJI
    Subir