19 de febrero de 2020 19/2/20

UPyD pide la supresión de la Diputación de Alicante

    El Consejo Provincial de UPyD en Alicante ha pedido formalmente hoy la supresión de la Diputación, de acuerdo a las propuestas que la formación ha defendido en su programa electoral nacional y autonómico. El presidente del órgano, Faustino Salas, ha presentado un escrito dirigido a la presidenta de la corporación provincial, Luisa Pastor, y los grupos políticos de PP y PSOE, en el que solicita que las funciones de esta institución sean asumidas de forma definitiva por la comunidad autónoma. La petición ha contado con el respaldo de Fernando LLopis, César González y Armando Esteve, portavoces de los grupos municipales de UPyD en Alicante, Elda y Novelda.

    Según Salas, "el actual contexto de crisis es el marco adecuado para replantear el funcionamiento de organismos superfluos, como las diputaciones, que los dos grandes partidos emplean a su propia conveniencia en lugar de en provecho de los ciudadanos". ". En este sentido, ha puntualizado Salas, "cada día tienen más funcionarios, más gastos y más personal de libre designación, puesto que se han convertido en refugio de los liberados de los partidos".

    UNIFICACIÓN DE MUNICIPIOS
    El presidente provincial considera que las diputaciones "sólo justifican su existencia ante el hecho de que España no haya sido capaz de agrupar municipios, del mismo modo que lo han hecho los países de la Unión Europea, perpetuando de este modo un obsoleto modelo decimonónico que se aproxima al sistema parroquial". UPyD es partidaria de unificar los municipios de menos de 5.000 habitantes para reducir gastos y prestar una gestión más eficiente.

    En su propuesta, UPyD plantea la "racionalización" de la administración pública para evitar "el solapamiento" de los distintos niveles administrativos y la modificación de la Ley de Bases de Régimen Local (LBRL) para convertir las Diputaciones en órganos técnicos de asesoramiento y cooperación con los municipios, a los que pueden proveer de servicios de calidad, disminuyendo su estructura política y modificando el modo de elección de sus cargos.

    A juicio de la formación magenta, la Diputación de Alicante "tiene escasa justificación política", por cuanto que sus funciones se solapan con las de la Generalitat Valenciana y "sus actividades resultan redundantes".

    UPyD sostiene que en tanto en cuanto no se produzca la integración de las Diputaciones en las comunidades autónomas, éstas deben limitarse a ejercer como instrumentos auxiliares de aquellos municipios sin capacidad para prestar servicios o mejorar la calidad de los que prestan. Por tanto, ha matizado Salas, “las Diputaciones deben ser en este periodo de transición únicamente instrumentos de gestión común de los servicios locales”.

    Subir