elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
En el Comtat

LA UNIÓ de Llauradors exige mayor presencia policial para proteger a los agricultores

LA UNIÓ de Llauradors exige mayor presencia policial para proteger a los agricultores - (foto 1)

    LA UNIÓ de Llauradors está recogiendo estos días quejas de productores y vecinos de localidades de la comarca de El Comtat donde se están registrando robos en diversas explotaciones agrícolas. Los hurtos se intensifican de noche, sobre todo estos días que hay luna llena. En los últimos siete días ya se han producido cuatro robos en distintas localidades de la zona.

    José Francisco Doménech, secretario comarcal de LA UNIÓ en El Comtat, asegura que “los ladrones se centran en los robos de almendra, en plena campaña de recolección. En muchas fincas están recogiendo ya la almendra y extendiéndola para secarla y es en este momento cuando aprovechan para llevársela”. Por ello, “muchos productores optan por acampar al lado de la finca toda la noche para salvaguardar su cosecha, poniéndose incluso en peligro”.

    Y es que los agricultores, muchos de ellos profesionales cuyo medio de vida está vinculado a este producto, “se sienten indefensos”. Han acudido a la Policía y a los servicios de la Guardia Civil, “pero en esta época estival algunos estaban de vacaciones y no había suficiente vigilancia”.

    Así, ante esta situación, “los vecinos de Balones llevarán a cabo esta noche una reunión para contratar a un vigilante privado que aporte seguridad a las fincas y disuada a los ladrones en su cometido”, explica Doménech. “En Balones hay 100 casas, hemos pensado que cada una de ellas aporte seis euros de su bolsillo para poder pagar a esta persona, al menos durante el mes de septiembre que es cuando estamos en plena campaña de la almendra y podemos sacarle rentabilidad al producto”, manifiesta.

    Y es que “los ladrones tienen como objetivo robar la almendra, que este año tiene un precio elevado y una calidad estupenda. Así, llevan los sacos a los almacenes y consiguen dinero de manera fraudulenta, porque allí no les solicitan la procedencia del producto”, denuncia.

    En concreto, los robos comenzaron la semana pasada cuando una noche robaron unos 800 kg de almendra pelada en Facheca. “Los vecinos sabemos quiénes son, pero no podemos hacer nada al respecto. Solamente denunciar”. En Millena, “dos personas robaron más de diez sacos de almendra sin pelar a plena luz del día. Eso supone unos 200 euros aproximadamente”, asegura. Por su parte, en Benilloba el propietario de una explotación fue a recoger la cosecha que tenía secándose y no estaba. Y, finalmente, en Planes el pasado sábado por la noche, aprovechando la luna llena, también robaron grandes cantidades de este producto.

    Por todo ello, LA UNIÓ alerta a los agricultores y vecinos de estos hechos y les anima a denunciar cuando se produzcan actos delictivos en sus parcelas para que la Guardia Civil y Policía tengan constancia de los robos.

    Subir