29 de febrero de 2020 29/2/20

El Poble Nou de Benitatxell involucra a alcaldes, viticultores y bodegueros de la comarca en la Denominación de Origen Calificada del Moscatell

El Poble Nou de Benitatxell involucra a alcaldes, viticultores y bodegueros de la comarca en la Denominación de Origen Calificada del Moscatell  - (foto 1)
  • Rotundo éxito de un encuentro para subirse al carro hacia una Denominación de Origen que solo tienen La Rioja y Priorat

MÁS FOTOS
El Poble Nou de Benitatxell involucra a alcaldes, viticultores y bodegueros de la comarca en la Denominación de Origen Calificada del Moscatell  - (foto 2)
El Poble Nou de Benitatxell involucra a alcaldes, viticultores y bodegueros de la comarca en la Denominación de Origen Calificada del Moscatell  - (foto 3)
El Poble Nou de Benitatxell involucra a alcaldes, viticultores y bodegueros de la comarca en la Denominación de Origen Calificada del Moscatell  - (foto 4)

El Poble Nou de Benitatxell y la Associació de Viticultors de la Marina han conseguido reunir este mediodía a una treintena de alcaldes, concejales, bodegueros y presidentes de asociaciones en un encuentro para involucrar a toda la comarca en el ilusionante proyecto para la Denominación de Origen Calificada del Moscatell de la Marina.

El alcalde, Josep Femenia, el concejal de Agricultura, Manolo Segarra, el técnico del proyecto BioMoscatell, Jose Manuel Bisetto y Joan Martín, asesor, enólogo y escritor han explicado el proyecto a todos los asistentes. También las razones que les llevan a solicitar la Denominación de Origen Calificada para el moscatel de la Marina. Desean conseguir esta figura del origen de calidad para proteger los viñedos, la uva de Moscatell y sus vinos en la zona de producción de moscatel de la Marina Alta. El objetivo principal es el de mantener sus valores y patrimonio para que la economía recaiga en la comarca.

José Martín ha incidido en que “de las variedades romanas, el moscatell ha sido la única que los musulmanes no eliminaron”. También ha conseguido captar la atención del público con una reflexión emotiva, “las cepas nos están diciendo: eh, estoy aquí, ¿qué estás haciendo conmigo? han sobrevivido a tantas cosas, puede que no haya nada más grande que la autenticidad de una cepa. Mirar nuestro paisaje de viñas es como mirar la cara de tu padre y de tu madre. No podemos defraudar a algo tan nuestro, es nuestra herencia”. Por su parte, Josep Femenia, alcalde del Poble Nou de Benitatxell, ha definido el proyecto como la historia de una gran ilusión que solo necesita ser embotellada. “La historia nos da la razón, el “celler” más antiguo de la península está en Benimaquia. Para los ayuntamientos que quieran implicarse es el momento de subirse al carro. Tenemos la obligación moral e histórica de llevar este proyecto adelante” ha apuntado el munícipe.

Por su parte, Manolo Segarra, concejal de Agricultura, ha transmitido la ilusión de un proyecto que revitalizaría el sector agrícola: “Queremos que los agricultores vuelvan a trabajar los campos, a plantar viñas y que el paisaje de viñedos se multiplique con toda su esplendor y belleza”.

Los asistentes se han mostrado muy receptivos al proyecto y han debatido sobre la posibilidad de crear una entidad “pro Denominación de Origen” que englobe a todos los municipios implicados, con autoridades municipales y representantes de viticultores de la comarca.

Sin prisa pero sin pausa hacia la Denominación de Origen

El Ayuntamiento de El Poble Nou de Benitatxell y la Asociación de Viticultores de la Marina, junto a los agricultores del proyecto del Biomoscatell, caminan sin prisa pero sin pausa hacia la Denominación de Origen Calificada del Moscatell de la Marina. Recordemos que el pasado 26 de febrero protagonizaron un momento histórico al presentar en la Conselleria de Agricultura de la G.V., en Valencia, la solicitud para conseguir la Denominación de Origen Calificada para el moscatel. La petición, que pone en valor un cultivo ancestral de la Marina Alta y de El Poble Nou de Benitatxell, invoca la legislación europea que protege y ampara las figuras agrícolas de calidad con origen que tienen un vínculo directo y estrecho con el territorio, y el del Moscatell de la Marina es uno de los ejemplos más ciertos.

Los impulsores de esta Denominación de Origen Calificada, que protegerá los viñedos, el moscatel, los vinos y un patrimonio histórico, alimentario y cultural que ha modelado durante siglos el paisaje tradicional de la Marina Alta (los riuraus son expresión agrícola junto con la arquitectura tradicional vinculada a estos cultivos), esperan que la Conselleria tenga en cuenta el valor cultural, social y económico del moscatel. Confían en obtener una acogida favorable y se muestran convencidos de que esta declaración será un espaldarazo para la recuperación de un sector económico, el agrícola, que contribuye, a través del enoturismo y la protección del paisaje, al desarrollo económico de la Marina Alta y el de la Comunitat Valenciana.

 

Subir