4 de marzo de 2021 4/3/21

Obras Públicas inicia la construcción de dos carriles ciclo-peatonales entre Almoradí y Rafal

    La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha iniciado las obras de construcción de dos carriles ciclo-peatonales en la carretera CV-912 entre las poblaciones alicantinas de Almoradí y Rafal que, con un presupuesto de 400.000 euros, también contempla otras actuaciones, como el firme de la calzada, la creación de una rotonda o una mediana en el eje de la calzada.

    La citada carretera, en su acceso noreste a Almoradí desde la autopista AP-7, atraviesa una zona de notable actividad industrial que adolece de múltiples accesos, desordenados y mal canalizados, lo que representa un cierto riesgo de accidentes y un obstáculo a la movilidad peatonal y no motorizada. La calzada dispone de dos carriles de circulación con dos arcenes estrictos y no existen aceras ni carril ciclo-peatonal. El firme comienza a tener algunos deterioros, como baches y roderas, por lo que es recomendable la actuación.

    El tramo de acceso a la población de Almoradí de la carretera CV-912 en el que se va a trabajar soporta una intensidad de tráfico de 2.638 vehículos al día con una presencia significativa de vehículos pesados.

    Esta actuación pone de manifiesto el esfuerzo realizado por la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio en el área de mantenimiento y conservación de carreteras a pesar de la actual coyuntura económica, seleccionando con criterio las actuaciones que, además de suponer una mejora de las condiciones de circulación del tráfico, supongan un beneficio importante en la vida cotidiana de la gente.

    Concreción de las obras

    La actuación en la carretera CV-912, que ahora se inicia, se divide en cuatro actuaciones. La primera es crear las citadas dos bandas ciclo-peatonales laterales, de 2,50 metros de ancho, adosadas a la calzada de circulación y a su misma cota, separadas de la misma mediante un bordillo discontinuo. La segunda es la implantación de una mediana en el eje de la calzada, de modo que quede notablemente reducido el riesgo de accidentes por choques frontales y físicamente impedido cualquier giro a izquierdas, así como ejecución de varios pasos de peatones sobreelevados.

    En tercer lugar, está la mejora de la intersección de la carretera CV-912 con la carretera CV-901, de acceso a Daya Nueva, consistente en la implantación en este punto de una una rotonda en lugar de la intersección en "T" preexistente.

    Por último, se producirá el refuerzo y renovación superficial del pavimento con el fin de detener la degradación del firme, incrementar su capacidad portante y mejorar la textura de la capa de rodadura, factor este de gran importancia para la seguridad de la circulación de los vehículos, ya que aumenta de manera sustancial la adherencia del neumático con el pavimento. La actuación contempla también la reposición de toda la señalización horizontal y vertical.

    Subir