25 de febrero de 2020 25/2/20

Miles de personas se suman en Pinoso a la celebración del vigésimo aniversario del Villazgo

Miles de personas se suman en Pinoso a la celebración del vigésimo aniversario del Villazgo - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Miles de personas se suman en Pinoso a la celebración del vigésimo aniversario del Villazgo - (foto 2)
    Miles de personas se suman en Pinoso a la celebración del vigésimo aniversario del Villazgo - (foto 3)
    Miles de personas se suman en Pinoso a la celebración del vigésimo aniversario del Villazgo - (foto 4)
    Miles de personas se suman en Pinoso a la celebración del vigésimo aniversario del Villazgo - (foto 5)

    Desafiando al frío y, sobre todo, a las fuertes ráfagas de viento, Pinoso ha celebrado hoy, domingo 14 de febrero, la vigésima edición del Día Villazgo y el 190 aniversario desde que ostenta el título de Villa. Lo ha hecho recibiendo la visita de miles de personas que han llenado las calles del nuevo emplazamiento en el Paseo de la Constitución, que a pesar de ser más amplio, ha vuelto a verse abarrotado a partir del mediodía por quienes querían recorrer los expositores culturales o probar alguno de los platos y productos típicos elaborados por los restaurantes y artesanos del municipio.

    Este aniversario ha contado con una amplia representación de municipios próximos que han respondido a la invitación del Ayuntamiento de Pinoso con motivo de la vigésima edición de la Mostra del Pinós Antic, acudiendo, en muchos casos, ataviados con el traje regional, como los representantes de las fiestas de Yecla, Jumilla, Monóvar y Algueña. Alcaldes y concejales de Petrel, Onil y Novelda tampoco han querido perderse esta cita con la tradición y la cultura, al igual que David Cerdán, secretario general del PSPV-PSOE en Alicante y el diputado Fernando Portillo. La Generalitat Valenciana también ha estado representada por Roger Llanes, Director General de Agricultura.

    PREGÓN

    En la rotonda de la Rosa de los Vientos y frente a las letras de mármol de El Pinós, ha quedado inaugurada la fiesta del Villazgo sobre las 12 del mediodía. El alcalde de Pinoso, Lázaro Azorín, que ha agradecido a los municipios y representantes que hayan arropado a Pinoso en este día “en el que todos los pinoseros cada año ponemos el corazón”, ha presentado a la pregonera, Clara Isabel Pérez, destacando su amplia formación y compromiso con la recuperación histórica de municipio. Asimismo, ha recordado otro aniversario, los 80 años que cumple el edificio de la Fábrica de Harinas, recientemente recuperado por el consistorio para el patrimonio municipal, manifestando la intención de retomar pronto el proyecto de convertirlo en museo.

    En un pregón documentado y emotivo a partes iguales, la pinosera Clara Isabel Pérez, ha repasado su infancia y la historia de Pinoso, rememorando, entre otros datos históricos, aquella delegación Real que el 11 de febrero de 1826 llegó al pueblo por la vereda de Serranos para entregar al alcalde y leer, al día siguiente, ante todos los vecinos el privilegio de Villa Real concedido por el rey Fernando VII.

    La pregonera ha descrito a su pueblo por los diferentes sentidos, expresando a qué huele, sabe o suena Pinoso, ha recorrido los principales edificios y lugares emblemáticos, terminando con una invitación a “a celebrar el honor de ser pinoseros” con una fiesta que se debe celebrar cada año, “porque valorar lo que somos nos ayudará a conservar lo que somos, porque difundir y compartir nuestra cultura nos hace ser un pueblo más grande”.

    28.000 DEGUSTACIONES

    A partir de este momento, en el recinto del Villazgo ha comenzado el movimiento frenético en los stands de degustación, en las casetas para conseguir los tickets y consumiciones, sin que haya habido casi un segundo para el descanso hasta pasadas las cuatro de la tarde, llegando a vender más de 28.000 degustaciones. Nadie quería irse de Pinoso después de recorrer los numerosos expositores culturales, donde este año se ha recreado una farmacia de antaño con su rebotica o esos puestos de la feria de mediados del siglo pasado como “La pará des cachimones”, sin tomar un buen vino o probar el arroz, los gazpachos o la gachamiga, platos consistentes, perfectos para un día de febrero como el de hoy.

    Subir