29 de noviembre de 2020 29/11/20

Medio Ambiente regenera 3 hectáreas de monte en el Paisaje Protegido de la Solana del Benicadell

Medio Ambiente regenera 3 hectáreas de monte en el Paisaje Protegido de la Solana del Benicadell - (foto 1)
  • Se trata de las únicas masas forestales en un entorno formado por bancales y el macizo rocoso del Benicadell

  • Se trata de un área dominada por el pino carrasco, con presencia de algarrobos y olivos centenarios

  • El objetivo de la actuación es garantizar la persistencia y mejora de las masas forestales

La Conselleria de Medio Ambiente ha regenerado tres hectáreas de pinar en el Paisaje Protegido de la Solana del Benicadell. Se trata, asimismo, de un área dominada por el pino carrasco, combinado con la presencia de árboles centenarios como algarrobos y olivos.

Los trabajos de la Brigada de Mantenimiento y Conservación de la Conselleria de Medio Ambiente han consistido en el tratamiento selvícola; eliminación de escombros; clareos; desbroce selectivo de la vegetación arbustiva y del sotobosque, así como de la cubierta de matorral que sirve de cobijo para la fauna. En el proyecto ha colaborado el Ayuntamiento de Muro de Alcoi y los propietarios de los terrenos.

El objetivo de la actuación es garantizar la persistencia y mejora de las masas forestales, conseguir una mayor resistencia a la propagación de un incendio y, a largo plazo, realizar tratamientos silvícolas en el ámbito del paisaje protegido de la Solana del Benicadell.

La zona restaurada –el Pinar de la Mina Tatam- se ubica en el término municipal de Muro de Alcoi y cuenta con gran valor dentro del ámbito del Paisaje Protegido, ya que se trata de la única área de masas forestales en un entorno formado por bancales y el macizo rocoso de Benicadell. Además, la zona recuperada se halla en las proximidades de la Font de la Carrasca, en el Paisaje Protegido del Serpis.

Paisaje protegido de la Solana del Benicadell
El Paisaje Protegido de la Solana del Benicadell tiene una extensión de 900 hectáreas de gran valor ambiental y afecta a los términos municipales Muro d’ Alcoi, Gaianes y Beniarrés.

En la zona de la Solana también existen importantes yacimientos arqueológicos como el Sercat de Gaianes, poblado del segundo milenio antes de Cristo, la Cova del Moro de Muro de Alcoy y la Cova Negra de Gaines. La cultura islámica también dejó su huella en la sierra, destacando el asentamiento del Alto de la Nevera de Gaianes que parece estar relacionado con la fortificación de la Peña del Benicadell.

Por otro lado, la presión demográfica que sufrió la zona en el siglo XVIII forzó el abancalamiento de sus laderas para el uso agrícola, que se compaginó con otros usos tradicionales como la explotación maderera, la extracción de leña y la apicultura.

Subir