3 de diciembre de 2020 3/12/20

José Joaquín Ripoll y Enrique Ortiz quedan en libertad sin fianza pero imputados en delitos de fraude y cohecho

  • El magistrado que instruye el caso desestima la fianza de 500.000 euros que pedía el fiscal para el presidente de la Diputación

  • Fraude y cohecho son los delitos que se le imputan al empresario de ‘Ortiz e Hijos’, según su abogado

El presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, junto al empresario alicantino Enrique Ortiz, han quedado en libertad sin fianza después de declarar esta mañana en el Juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela. No obstante, según el juez, Ripoll y Ortiz quedan imputados por delitos de fraude y cohecho.

El magistrado que instruye el caso ‘Brugal’, Carlos Sanmartín, ha desestimado la petición del fiscal anticorrupción Felipe Briones, que pedía una fianza de 500.000 euros para que José Joaquín Ripoll eludiese la cárcel. Así pues, libre y sin pagar ninguna fianza, Ripoll, que ha comenzado a declarar a las 14:00 horas, ha salido de los juzgados alrededor de las 16:00 horas, sin dar ningún tipo de explicación a la prensa.

En la misma línea ha declarado Enrique Ortiz. Lo ha hecho una hora antes que Ripoll, a la una del mediodía. Según el letrado de Ortiz, Alejando Bas, su cliente también ha quedado en libertad sin fianza después de testificar durante 90 minutos ante el juez. Por su parte, Enrique Ortiz sí ha hablado con los medios de comunicación y ha afirmado que se encuentra “contento” porque el juez no ha adoptado ninguna medida cautelar, si bien sí que caen sobre él varias imputaciones por delitos. Asimismo, el abogado de Ortiz ha señalado que aunque el fiscal anticorrupción ha pedido prisión eludible para Ortiz con una fianza de 800.000 euros, el juez Sanmartín también lo ha denegado. Además de Ortiz y Ripoll, han quedado en libertad con cargos el ingeniero José Francisco León, el gerente de Inusa, José Candel, y el dueño de la compañía Sufi, Luis Bracho.

Sin embargo, uno de los detenidos el pasado martes no se ha librado de pagar una fianza. Se trata de Rafael Gregory, un empresario de la automoción y ex presidente del Hércules, que ha prestado declaración esta mañana, tras las intervenciones de Ortiz y Ripoll. El juez le ha impuesto un depósito de 100.000 euros por delitos de tráficos de influencias, cohecho y fraude.

Mañana viernes está previsto que continúen las declaraciones en los juzgados oriolanos con la citación a las nueve de la mañana del empresario Ángel Fenoll y su hijo, y los tres concejales imputados del Ayuntamiento de Orihuela: Manuel Abadía (Infraestructuras), Antonio Rodríguez (Servicios) y Ginés Sánchez (Medio Ambiente).

Subir