1 de marzo de 2021 1/3/21

El grupo socialista defenderá el carácter público de la mancomunidad del Canal del Taibilla

  • La moción también será presentada en todos los municipios de la provincia de Alicante contra las intenciones del Ministerio de privatizar la entidad que da servicio a 34 municipios alicantinos

El Grupo Socialista de la Diputación de Alicante defenderá, a través de una moción, la defensa del carácter público de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla (MCT) ante las intenciones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de privatizarlo. Esta moción será también presentada en todos los municipios alicantinos de la Mancomunidad y del resto de la provincia como señal de solidaridad y en defensa del carácter público y de la acción eficiente y responsable de las administraciones.

El portavoz adjunto, David Cerdán, señaló que “sólo la propuesta del Gobierno de Mariano Rajoy resulta insultante para los ciudadanos de los 34 municipios de la provincia, porque se trata de buscar negocio de algo tan básico como el agua. La Mancomunidad debe ser pública, porque está funcionando bien, ofrece un servicio básico y esencial y cualquier intento en otra línea supondría el fin de la entidad, al tiempo que se generaría riesgos sobre otras infraestructuras”.

En concreto, el diputado provincial socialista teme que “con este tipo de maniobra se vaya minando la viabilidad del trasvase del Tajo-Segura. Y para evitar riesgos en este sentido es mejor defender lo que funciona bien y oponernos todos juntos contra cualquier intento de modificar el actual mapa administrativo del agua, especialmente cuando se buscan intereses particulares frente al general, al de todos los ciudadanos”.

La moción, en su punto de acuerdo, insta al Gobierno “a mantener la Mancomunidad como organismo autónomo del Gobierno de España con su marco legal actual, conservando su actual modelo de gestión y toma de decisiones, así como la gestión de los caudales y fuentes de agua que suministra”.

Los socialistas entienden que la privatización supondría de manera casi automática un incremento del precio del agua. Pero además, se correría el riesgo de que se perdieran los derechos de uso de los caudales que ahora gestiona. "Y lo que es más grave, una Mancomunidad en la que se integran 34 municipios alicantinos, dos de Albacete y otros 43 de Murcia no tendrían ninguna representación, ningún protagonismo ni capacidad de decisión sobre un recurso básico, esencial y necesario para el desarrollo como el agua”, comentó Cerdán.

El portavoz adjunto del Grupo Socialista deseó que se sume a esta petición todas las fuerzas políticas de la provincia, así como los agentes sociales vinculados a la gestión del agua, no sólo aquellos de los municipios afectados, sino los que defendemos que lo que “es de todos, sea gestionado por todos y para todos, no sólo para hacer caja, negocio y beneficio privado y privativo”.

 

 

Subir