20 de septiembre de 2020 20/9/20

FGV cuenta con 394 cámaras de videovigilancia en las instalaciones y material móvil del TRAM de Alicante

  • La Línea 2 sumará cuarenta mecanismos más a la red para garantizar la seguridad de los usuarios

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) cuenta con 394 cámaras de videovigilancia en sus estaciones, talleres, trenes y tranvías del TRAM Metropolitano de Alicante con el objetivo de reforzar la seguridad en las instalaciones y material móvil de la red.

De esta cifra, 255 se distribuyen por las estaciones, apeaderos cuartos técnicos y talleres del TRAM, entre Alicante y Benidorm y en la estación de Dénia y, las 144 restantes, están dentro de las unidades. En concreto los tranvías y trenes-TRAM llevan seis cámaras por composición y las unidades diésel cuatro cámaras por tren.

Las grabaciones de las estaciones de MARQ, Mercado, Luceros, Dénia, Benidorm y talleres de El Campello se visualizan en tiempo real en el Puesto de Mando de La Marina, además de registrarse la filmación las 24 horas del día.

El resto de imágenes captadas en las diferentes paradas y apeaderos también se graban en un disco duro ubicado en el Puesto de Mando. Por otro lado, las captadas en las composiciones se graban, asimismo, en un disco duro y se pueden visualizar en las propias unidades.

Todo lo que sucede en el interior de las unidades durante la circulación queda grabado, además de que el conductor puede observarlo en directo con sólo tocar una pantalla de la cabina si detecta cualquier tipo de anomalía.

Las cámaras de estaciones controlan las entradas, los andenes, las salidas de emergencia, las escaleras mecánicas, los ascensores, los vestíbulos, las máquinas expendedoras de billetes, los interfonos, las validadoras, los centros de transformación y cuadros eléctricos, las taquillas... con el fin de garantizar la seguridad de los clientes.

Incorporación de nuevos equipos
Además, el TRAM tiene previsto incorporar otras 40 cámaras más a lo largo de la Línea 2, para garantizar la seguridad en sus apeaderos. Cuando estén definitivamente instaladas, el número total de cámaras de la red será de 434.

Todas las imágenes capturadas con estos dispositivos de seguridad se guardan durante un máximo de siete días, transcurridos los cuales, se eliminan a no ser que puedan resultar útiles para esclarecer algún caso de acto vandálico, agresión, robo o fraude.

La Ley de Protección de Datos establece una serie de procedimientos que permiten a los ciudadanos afectados por alguna incidencia solicitar al Departamento de Seguridad de FGV las imágenes en las que ésta haya sido registrada. Asimismo, TRAM colabora habitualmente con la Policía Local, Guardia Civil y Policía Nacional cediendo grabaciones que pueden ayudar a esclarecer investigaciones dirigidas por estas fuerzas de seguridad.

Subir