2 de marzo de 2021 2/3/21

El Consell aprueba la declaración de emergencia de la reparación en Callosa d'en Sarrià

    El Pleno del Consell ha aprobado la declaración de emergencia de los trabajos de reparación de los daños en la balsa de Onaer y otras infraestructuras de regadío afectadas por las lluvias torrenciales ocurridas entre el 18 y el 23 de enero en el término municipal de Callosa d'en Sarrià.

    En la actualidad, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural está realizando estos trabajos, encomendados a la empresa pública TRAGSA, por un importe de 1.500.000 euros.

    Debido a la dimensión de los daños producidos, se ha previsto atender a la reparación de aquellas infraestructuras de mayor importancia y que son imprescindibles para restablecer el abastecimiento de agua para el riego a gran parte de la superficie cultivada.

    El daño potencialmente más peligroso observado se centra en el deslizamiento del dique de la balsa de Onaer. La gravedad de las consecuencias que podría tener su rotura, tanto por los daños materiales como por el riesgo para las personas, planteaba la imperiosa y urgente necesidad de acometer la reparación del dique a la mayor brevedad.

    Junto con el deslizamiento, se ha producido un importante arrastre de los materiales que forman las capas superiores del talud como consecuencia de las intensas lluvias. La conjunción de ambos factores, el deslizamiento y la erosión, provocan que el dique se encuentre en una situación de grave peligro.

    Por tanto, se plantea la urgente necesidad de intervenir en este talud para que el precario equilibrio actual no evolucione hacia el colapso del dique.

    Las otras actuaciones previstas, además de la reparación de la balsa de Onaer, son la reconstrucción del azud de Ruchey en el rio Guadalest, la reconstrucción del azud dels Majors en el río Guadalest, la reconstrucción de la acequia dels Majors y del muro de contención y la reconstrucción del tramo de acequia "C.R. del Margequivir".

    Los daños han afectado a infraestructuras de regadío

    Los daños han afectado a infraestructuras de regadío de cultivos de nísperos, principalmente azudes, conducciones de riego a presión y acequias. La causa fundamental de los daños es el deslizamiento del terreno como consecuencia de las intensas lluvias.

    Se han producido deslizamientos de superficies de ladera, que han dejado cortadas las infraestructuras agrarias de todo tipo que se apoyaban sobre estos terrenos (caminos, conducciones, invernaderos, casetas agrícolas).

    La gravedad de los daños viene aumentada por la propia orografía de esta zona, muy quebrada y con fuertes pendientes, y por las características geotécnicas de las materiales que afloran, margas arcillosas muy plásticas.

    Subir